martes, 6 de mayo de 2008

Simplemente desconocidos

[por Sarah]

Publicado inicialmente en AbreteLibro el 11-Marzo-2008

Resulta irónico imaginarte en Marrakesh pensando en mi, mientras yo pienso en otro. Sé que me llamas a mi, que yo soy tu desconocida y te puedo asegurar que nada desearía más que poder contestar a tus cartas y compartir contigo esos momentos.

Pero yo elegí a otro que, ironías del destino, me rechazó. Pensé que podría ser cualquiera, pero no. A un desconocido le eliges por mil y una razones, no vale cualquiera, ya lo sabes.

Tu en Jema'al Fna y yo al otro lado del mundo, ambos queriendo lo mismo y, por alguna razón, incapaces de ser el uno para el otro.

Espero que algún día encuentres a tu desconocida. Mientras tanto, viajo a todas partes deseando poder contarle a otro mis días.

Es gracioso, un triángulo de desconocidos. De verdad, la realidad supera con creces a la literatura.