martes, 6 de mayo de 2008

A Madison

[por Brétema]

Publicado inicialmente en AbreteLibro el 30-Marzo-2008

Estimada Madison:

Me dirijo a ti porque, no lo dudo siquiera, me entenderás bien. Llegué a este foro hace apenas un mes guiada por una necesidad verdaderamente trascendental en mi vida, o llenaba mi mente o renunciaba a mi juicio, acaso para siempre. Y puesto que lo que en todo momento ha terminado salvándome son los libros, pensé que buscar un foro donde se tratara de ellos, acaso… Entonces vi aquí que los nombres eran preciosos, extraños, exóticos, tan bellos, y me dije que debía buscar uno para mí, de mi libre elección, porque el verdadero lo heredé del dilema familiar de el nombre del padrino no y el de la madrina tampoco… acompañado obviamente del preceptivo María, y resultó que me impusieron el de una lejana parienta –conste que no es feo, y hasta tiene una serie de sonoras variantes-. Una noche consulté mis apuntes y libretas y en seguida decidí: Brétema. Sí, es perfecto; me identifico con él, representa bien el lugar al que pertenezco –bueno, acaso años atras, que ahora con esto del cambio climático… -, me influye físicamente y resume también mi estado anímico.

Y como Brétema desembarqué yo en este foro, tímidamente como soy, tan reservada, recurriendo a palabras ajenas para definirme apenas. Y un día mi yo descubre a Brétema reconociendo sin pudor alguno que le gusta organizar y mandar, que compra hermosos cuadernos para notas que luego no utiliza y sustituye por otros más corrientes y que no teme estropear, la sorprende hablando de sus noches de insomnio… e incluso escribe cartas que hablan más de mí de lo que yo le permitiría, cartas que he decidido interceptar. Pero se ha dado cuenta y apenas puedo refrenarla, se ha escapado a mi control, se ha declarado independiente. Me dice que será ella misma aunque su sinceridad me haga sentir tan vulnerable.

Ojalá algún día mi yo supere sus estúpidos e infantiles bloqueos y salte las barreras que le impiden decirle a Brétema que se alegra por ella, porque los recuerdos se asientan y los fantasmas se alejan… Decirle libremente que continúe adelante, sincera, verdadera, segura de sí.