sábado, 16 de enero de 2010

Mañana de enero



La semana la empecé un poco triste y desanimada.
Tengo asumido que soy una persona vulnerable y cualquier cosa que me suceda por pequeña que sea me afecta. Ya sea para bien como para mal
Esta ha sido una semana fría y lluviosa.
Pero a medida que iban pasando los días mi estado de ánimo era distinto y así al final de la semana la transformación ha sido bastante positiva.
A esta hora de la mañana, en que estoy escribiendo estas líneas, me siento, tranquila, sosegada y noto cómo la semana termina bien, mis sentimientos son agradables y en mi mente hay nuevos proyectos. Puede que no sean nuevos. Seguro que no son nuevos, que estaban ahí esperando, pero hasta ahora han pasado desapercibidos.
Durante un tiempo acá me he dado cuenta de que es cierto lo que dicen, para que te quieran debes quererte tú primero.
Para que te valoren, debes valorarte tú primero.
Para que te respeten, la primera que debe respetarse es una misma.
Soy buena alumna, no por inteligencia, pero si por constancia. No pienso rendirme a pesar de los días de desánimo, así que seguiré en ello, continuaré el aprendizaje de descubrirme a mi misma y conocerme un poco mejor cada día.Es posible que ya me conozca, pero que los miedos entorpezca el trabajo.
Pero es que es la única manera de encontrar lo que se busca, de ser quien se quiere ser, y cuando esto se consiga, poder compartir que con quien se desee compartir, si es que hay algo que compartir claro.
Es un buen sábado el de hoy 16 de enero