martes, 15 de abril de 2008

Al padre Pere

(Publicada inicialmente en AbreteLibro el 30 de Marzo de 2008 a las 13:27 h)

[por Madison]

Mi memoria es mala, cada día está peor, por eso no quiero perder ni un segundo y me pongo a escribir ya. Mis ideas cada día son más atropelladas dentro de mi cerebro, quiero expresar muchas cosas y la mayoría de veces no digo nada y lo que digo es más bien poco, apabullante y con poco sentido. Pero hoy quiero escribir (de hecho hace mucho que pienso en ello) al padre Pere, al obispo Casaldariga. El, con su labor llevada a cabo durante años y años en un remoto pueblo de Brasil hace que en momentos duros, crea en las personas, en la religión, en Dios.

Señor Casaldáriga, supe de su obra cuando hace unos años leí un libro que escribieron dos periodistas de TV3, ellos llegaron a ese lugar remoto y lejano de Brasil y se entrevistaron con usted leí esas páginas y quedé fascinada.

Esta mañana he visto por televisión y en memoria de Antonio Maria Claret un documental en el que usted hablaba, mostraba la pequeña casa donde habita, es muy humilde, pero la pared está llena de libros.

He escuchado a la gente de esa aldea cómo le adora y le quiere. He visto la pequeña escuela de circo que ha montado para evitar que muchos de lo jóvenes y niños caigan en la delincuencia. Y he podido comprobar la mirada, esos ojos que transmiten paz, seguridad, bondad, valentía y mucha tenacidad, también su buen humor. Y, sobre todo sus palabras, las que cree que son primordiales para sobrevivir sea donde sea... Deseo darle las gracias por hacerme que ver que a pesar de las malas noticias diarias, de guerras, violaciones, injusticias y siempre pagando los mas pobres, a pesar de eso...existe gente como usted, como Vicente Ferrer y algunos más.

Ojalá un día pudiera decirle estas palabras personalmente.