lunes, 3 de noviembre de 2008

Cartas amarillas (III)


[por Troba]


(Vamos, decime, contame)

Mi Josefina de chocolate:

¿Viste mis 81 fotos, Dios mio, tantas tenia?, asi que ya puedes hacerte una idea de quien esta al otro lado del monitor... gracias por intersarte en mi, y sí... más que parecidos, diria que muchos gustos en común, muchas sensibilidades compartidas, en verdad esto no sucede a menudo, pero en vez de romperme la cabeza pensando porque pasa, mejor lo disfruto, me siento feliz, espero que tú tambien te sientas tan bien como yo ... perdoname si te hice sentir nerviosa con mi repregunta, en verdad, lo siento, pero si te puedo decir que en dos dias he sentido renovarse mi espíritu, y bueno, esta sonrisa no se me borrara en varias semanas y el recuerdo, quedara en mi memoria... como tu dices el chocolate espeso y las cuentas claras, eso sí.. sabes? si lo que nos transmitimos (puro sentimiento) nos sirve para sonreir y poder sacarle la vuelta a las cosas que nos suceden en nuestros mundos (tu sabes, las miserias humanas, intrigas, zancadillas, smog), y permitirnos fabricar una especie de "epistola a Belardo" versión siglo XXI, por mí, encantado, ya lo que nos depare el destino, pues recibirlo con los brazos y corazones abiertos, ya
viene el dia, ponte el alma, dice Vallejo en un poema... y tiene razon... gracias por los elogios que me das, en verdad, no soy tanto, solo vivo, y trato de vivir el doble porque como te conte tuve algunos años donde me desperdicié, quizá el aprendisaje fue lento, pero tengo todo el hambre del
>mundo en hacer cosas nuevas cada dia, hace algunos años tomeé esa desicion, de vivir como si me muriera mañana, ya que viví como si estuviera muerto por años... siempre voy a recordar que estas alli, en el Guayaquil, y sonreiré y nadie sabrá porque sonrío y sonreiré el doble, ya en algun momento podremos mirarnos a los ojos y abrazarnos y lo que nos nazca, bienvenido sea, y bailaremos aunque no sea muy buen bailarin, y cantaremos aunque no sea buen cantante, tu con tus besos que arañan y tu banda sonora, y yo con mis collares... y Piero... ¿sabes? me recuerdas esa canción, esa que está en el título... te la voy a dedicar a ti:

Hay que sacarlo todo afuera, como la primavera
nadie quiere que adentro algo se muera
hablar mirandose a los ojos, sacar lo que se puede afuera
para que adentro nazcan cosas nuevas, nuevas, nuevas

Me puedes decir muchas cosas que yo no sé, y si me lo han dicho yá, no recuerdo... en tí, esas palabras cobran nuevo sentido, nueva vida, se reinventan... hasta la palabra "mande" suena como la palabra mas hermosa del mundo... gracias por hacerme sentir asi, tu jamas me aburres.

Y sin dudarlo, eres mi mas preciado hallazgo en mucho, mucho tiempo.

Rafagas de besos

Hache