viernes, 21 de noviembre de 2008

A mi amigo de aquellas tardes.

[por Megan]

Querido Tom,

Debes estar cansado ¿verdad? Correr tras ese ratoncillo todo un capítulo no debe ser nada fácil y hace tantos y tantos años que lo haces. Pero te diré que me haces reír mucho con tus ideas tan tontas, eres tan ingenuo Tom, y quieres hacerte el malo pero en el fondo eres un dulce y tiernito gatito. Jerry es más inteligente que tú, pero no tiene tu dulzura, pensar que todas tus “maldades” son siempre sorprendidas por el ingenio de esa fierecilla indomable, cuán gracioso resulta toda la dedicación para atraparlo y que en un segundo todo termina sobre tu cabeza. Pobre Tom, tantos y tantos años luchando por ser el dueño absoluto de esa casa y esa ratita que no te deja. Mas, esa es tu vida Tom y te la han dado para que nos la des a quienes primero niñitos y luego adultos te sigamos amando tal como lo hicimos aquella primera vez que te vimos. Sigue corriendo gatito pues todavía vendrán muchos pequeños que adorarán viéndote correr tropezando con todo lo que esté a tu alcance para atrapar a ese ratoncillo. No pares de correr Tom, los niños de antes también queremos verte siempre tras él.

Un beso enorme gatito,
Tu admiradora.