jueves, 28 de agosto de 2008

Resurgir

[por Madison]

Querido amor:

Siento que estoy a muchos kilometros de donde me encuentro en estos momentos. Puede ser debido a tu ausencia, todo a mi alrrededor es silencio. Un silencio absoluto. Qué extraño, yo, que en miles de ocasiones he afirmado que me gusta el silencio, ahora estoy tremendamente asustada. Siento la necesidad de escuchar tus palabras, pero parece ser que en estos momentos han desaparecido todo rastro de ellas y de ti. Las llamo, te llamo y digo que vengais de nuevo a mi. Prometo abrazar y escuchar todas las que digas. Y me pregunto, si esto continua así por mucho tiempo.¿Me recuperaré de tanta pérdida? Quizás esta experiencia me enseñe que dentro de mi hay varios yo. Si es así ¿cual de ellos saldrá a flote? No dices nada, acaso quieres demostrarme así tu forma de decir mucho? Quizás hoy decidas hablar y mostrar tu mejor sonrisa, una sonrisa abierta, franca, escrita...quien sabe... Al fin y al cabo, qué más da. De una manera u otra resurgiré, como siempre lo he hecho, unas veces con risas y otras con llanto. Por temporadas siendo fuerte y otras más débil. Sea como sea y si después de todo continuas creyendo que es mejor no hablar no te preocupes, porque aún con tus silencios, durante mucho tiempo continuarás llenando mi espacio.