lunes, 28 de julio de 2008

Vacaciones

[por Madison]




Aunque suene un poco extraño debo decir que no soy de las que sueñan con largas vacaciones, generalemente las acepto con agrado, pero nada más, incluso hay años que algún día hago una escapada a mi rutina. Por la noche vuelvo de nuevo al lugar de descanso.

Este año es distinto. Creo que estoy agotada tanto física como mentalmente. Necesito vacaciones. Sueño con que llegue el dia.

Espero ansiosa llegar a mi rincón. Volveré a ver a los amigos que sólo puedo disfrutar de su compañía el mes de agosto.

Seguramente alguno de ellos se haya separado, los niños habrán crecido, los que no tenían pareja es muy posible que los vea acompañados de nuevo... en fin...

Soy persona de madrugar. Me gusta hacerlo incluso durante las vacaciones. Es un inmenso placer levantarme muy temprano, salir al porche con mi café con leche y así, alargar todo ese momento tanto como me apetezca.

Mientras desayuno escucho ruidos. Son cotidianos y me encantan.

Escucho cómo limpian y preparan la piscina, al camión de butano, también las personas de la limpieza, el trino de algún pájaro que se filtra entre los árboles... Cuando levanto la vista para ver donde está, mis ojos se deslumbran por el sol que, segundo a segundo, adquiere una fuerza increíble y también se va filtrando. Todo eso que es algo tan normal, yo lo convierto en una especie de ritual. Es mi ritual y mi momento. Luego, poco a poco, todo se va despertando. Pero eso ya lo contaré otro dia.