miércoles, 27 de agosto de 2008

DECISIÓN

[por Gaviero]

Querida desconocida:

Llevo una temporada dándole vueltas a un asunto y hoy por fin he tomado una decisión; no ha sido fácil, no creas, la verdad es que aún tengo dudas sobre lo acertado de ella, pero creo que ha llegado el momento de hacerlo.

Sabes bien que hace mucho tiempo, demasiado posiblemente, que te busco por todas partes; primeramente en mis sueños pero luego, poco a poco y sin apenas darme cuenta, empecé a hacerlo en la vida real. Han sido varias las ocasiones en las que me ha parecido encontrarte en lugares y situaciones varias; de hecho he tenido la impresión de que la persona en cuestión intentaba hacerse pasar por ti. Pero, lamentablemente no eras “mi desconocida”.

La situación ha llegado a un punto en el que creo que estás invadiendo en exceso mi espacio personal, ese espacio cada vez más necesario para mi vida y que necesito conservar para mi sólo. Posiblemente es una postura egoísta, pero la esperanza de encontrarte y la posible alegría de conseguirlo se ha convertido en una pesada carga para mi. La conclusión a la que finalmente he llegado es muy simple, yo ya me he esforzado bastante por ti, ahora, si de verdad existes y te interesa darte a conocer, el trabajo ha de ser tuyo.

Y esto es todo lo que te quería decir, doy por finalizada la búsqueda y, es más, realmente ya no me interesa mucho si tu la inicias o no; como te apunte antes, vuelvo a dedicarme a mi propio espacio y a saborear todo lo que, en alguna medida, he dejado de hacer.

Un abrazo