lunes, 4 de mayo de 2009

Evolucionar, crecer


























De la misma manera que cada día renovamos vestuario, podemos reinventar y renovar el día a día. Hacerlo único e irrepetible
Nuevos colores, nuevas esperanzas, nuevas sonrisas
Porque se puede elegir, se puede cambiar de equipaje, se puede regalar nuevas miradas.
En nuestras manos está a quien elegimos y cómo lo vemos.