jueves, 28 de mayo de 2015

Esencia

Ni toda la poesia del mundo puede superar la magia de nuestro amor

domingo, 24 de mayo de 2015

Tomando conciencia


Se detuvo a estudiar todo lo acontecido en un tiempo excepcional. Dejó la carta sobre la mesa, aunque no podía apartar la vista de ella y pensó en él. 
 Se sentía feliz a cada minuto que pasaba y se preguntó si no se trataría de un sueño. Una voz de dentro dijo no,  no se trata de ningún sueño, lee la carta otra vez. Acuerdate de sus palabras. Movió un poco la cabeza, sonrió y se sintió aliviada, ahora su expresión era mucho más animada que hacía uno momentos. Si, creo que es realidad.
Desde que le conocía no se le ocurrió pensar en él como un ser excepcional, pero ahora todo había cambiado.Lo veía de otra manera. Le fascinaba su figura,siempre tan solícito como seguro de si mismo. Se diferenciaba en todo a los hombres que había conocido. 
Para bien o para mal, se dijo con voz emocionada, creo que es el hombre adecuado para mí, puedo equivocarme, pero de todas maneras estoy dispuesta a todo. Sé positivamente que no renunciaré y que iré a él. No necesito tiempo para tomar ninguna decisión porque ya la he tomado.
Miró con detenimiento una vez más la carta. Permaneció en silencio un buen rato absolutamente perpleja. Con esa expresión algo boba que da 
 estar enamorado. Se acercaba la hora. Fue hacia la ventana, descorrió la cortina. Miró y escuchó sus pisadas.
Era el momento, puesto que todo había empezado bien entre ellos
Imagen de Lilya Corneli

viernes, 22 de mayo de 2015

Momento

Hermosa hora donde sumergirse y perderse
Y mi cuerpo se puebla de tus caricias

lunes, 18 de mayo de 2015

Tu influencia

Es verte llegar y sentirme los latidos.
Tus ojos. El brillo de tus ojos me engullen
Cuando estoy contigo solo pienso en la manera de dilatar el momento.
El sonido de tus pasos se transforma en color y tus palabras en música
Eres realmente formidable
¿ qué más da si me he vuelto loca? No pienso moderarme.

Imagen de Igor Belkovsky

domingo, 17 de mayo de 2015

Pasear, hablar

La otra tarde en uno de nuestros encuentros le dije, me he habituado a tu boca.Cuando no tenías rostro, solo nombre, ya te amaba.
Podría decirse que hay algo delirante en todo esto, pero de vez en cuando sucede, o eso pienso. Así, que ahora lo que deseo con toda mi alma es que  salga bien. 
Me escuchaba con atención, pero en la mirada vi ensimismamiento y en sus ojos lujuria.
Entonces, yo le miré abiertamente a los ojos , y lo vi como alguien que pertenece a mi presente. Cuando estamos juntos habitamos otro mundo, de otra índole.Tan sencillo como eso.¡Querido! Asumiré cualquiera que sea la verdad.
Me acarició la nuca con la mano y yo deslicé mi pie descalzo hasta dejarlo caer sobre el suyo.
Miro el reloj, ahora son casi las seis. Llegará en unos minutos para nuestro paseo habitual del anochecer.
Son  momentos de gran solemnidad y belleza. Es la señal inequívoca de que él es la persona con quien quiero compartir mis noches y mis días. Sin sobresaltos, a plena conciencia.

viernes, 15 de mayo de 2015

En ti

Esta noche quiero quedarme  atrapada en los arrecifes de tu cuerpo, y si por aquellas cosas ves que me deslizo sujetame fuerte y llévame a conocer rincones que todavía están por leer. Espérame. Oye mi grito ahogado que te dice que es hora de detener el momento. Inventemos caminos que solo nosotros podamos recorrer. Quédate. Imprégname con tu olor.Hazme perder la conciencia y el rumbo.
Imagen de Michal Lukasiewicz

lunes, 11 de mayo de 2015

En mayo

Ha amanecido un día tan bueno que he pasado la mañana arreglando las flores
Me he acordado de mi abuela. Me he visto en su casa como cuando era niña y pasaba horas en el patio . Un patio de paredes gruesas, blancas y flores por todos lados.
Me entretenía contemplando los geranios. Tan rojos. Tan vivos. Y me he acordado de los suyos. Y no he podido reprimir una carcajada.
Cualquier recipiente le venía bien para plantarlos. Sobre todo latas grandes de conserva.
Siempre vestía de oscuro,
 de color negro o gris marengo, muy de tanto en tanto alguna  blusa de lunares muy pequeñitos blancos. Llevaba el cabello largo,recogido en un moño. A mí me fascinaba ver con qué soltura se peinaba. Con una mano enroscaba el pelo y con la otra colocaba las horquillas, todo sin necesidad de mirarse al espejo.
Tomaba café a todas horas y una copita de anís por las mañanas.  
Cocinaba de maravilla. Nunca la oí cantar. Olía muy bien. Y su casa también. Era exageradamente limpia. También amable.Derrochaba buen humor. Cuando hablaba siempre decía lo que pensaba, y mi abuelo que era muy discreto le increpaba a cada momento con tono severo para que no siguiera, pero  ella hacía como si no lo oyera y seguía a lo suyo.
Por la tarde, los dos se sentaban cada uno en su butaca al lado de la radio a escuchar la novela. Ella hacía ganchillo. El se quitaba las gafas y con cuidado las dejaba sobre la mesilla, seguidamente cerraba los ojos y se concentraba en las voces y diálogos.
A veces nos contaba historias de miedo que iba inventando al momento. Siempre decía, y para esto se ponía muy tensa, que la noche en que falleció su hermano, horas antes se le "presento". A mi me daba mucho miedo cuando hablaba así. Aunque no entendía qué quería decir, bastaba mirar la expresión de su cara para saber que se trataba de algo grave. Así que me tapaba los oídos  para no oírla.
Me pregunto, después de tantos años, cuántos días habrán transcurrido
 cómo estos, de cielo limpio, el suelo amarillo de polen que la brisa ha esparcido hasta parecer una alfombra.
Esta luz tan brillante. Y sobre todo estas ganas de todo que hacen que me sienta viva. Este verde nuevo. Esta alegría igual que siempre y a la vez inédita.
 Sí, probablemente todo esto habrá ocurrido innumerables veces. Cada año. Cada mes de mayo, porque en mayo los días se vuelven más soleados y crecen, y todo parece nítido y posible. Como ahora, que cierro los ojos y sigo escuchando tus pisadas. Y me dan ganas de salir corriendo a verte. Pero me doy la vuelta, te miro y ahí estás. Y eso es lo que importa. Resulta difícil creer que esto termine alguna vez. Yo no quiero que se termine. Son momentos particularmente hermosos. Pero nadie es profeta por mucho empeño que se ponga.
Las cosan son como son, a veces tan injustas. Y tan hermosas también, igual que la vida.Nada es comparable y a la vez no muy distintas. Qué  cosas!!
Y yo, me propongo con todas mis fuerzas no perder del todo mi mirada de sorpresa, como  cuando era niña. La misma del día que te conocí. Que te enamoró.
Imagen de Alfredo Rodriguez.

domingo, 10 de mayo de 2015

No lo sabes

Me haces ser y sentir cosas sin que te des cuenta.
Lo tuyo conmigo es vida, lo demás son restos
Imagen de Anna Aden

sábado, 9 de mayo de 2015

Entre culebras y extraños.- Celso Castro

Una lectura deliciosa, muy bien contada. Una vez empiezas a leer resulta imposible parar hasta el final.
He subrayado mucho  pongo esto a modo de ejemplo.
Me ha sorprendido que no hay ni una letra mayúscula.

" afirman los griegos,no sé si todos, que aprendemos de los hombres a hablar y de los dioses a callar. yo aprendí de sofía a amar en silencio, a co formarme con acariciarle el pelo o la oreja o un hombro o lo que fuese. 
bueno, lo que fuese no, el brazo..."

" y al atardecer, cuando la ansiedad se me hacía insoportable, me iba a riazor, me sentaba en las rocas y me cortaba los dedos arrancando mejillones, para intentar arrancarme un dolor con otro..."

" estuvimos así, dándole vueltas a nuestra perversión hasta el día quince de agosto, y yo le hablaba de amor y de que nunca podía ser perverso, que la preversión radicaba en negarse a un sentimiento, que era precisamente lo que ella estaba haciendo."

"lo que sucede, y ya es lo último, que termino enseguida, prometido...y...lo que sucede es que el mundo levanta murallas a tu alrededor, a veces leves,muy leves "

Hablar contigo

No es que no sepa que decir. Sé. Pero de repente me menguo.
Por eso alguna noche, reclino la cabeza en tu pecho y me quedo pegada. Allí donde la memoria descansa porque ya no duele. Acostumbrarme me está costando más de lo que en un principio creí.
Resulta distinto cuando lo veía desde fuera. Pero ya se sabe que todo aprendizaje lleva su tiempo. Más cuando se trata de sentimientos. Sí, en ocasiones soy indecisa y me quedo como en un segundo plano. Pensando. Recordando. 
A tu lado el mundo vuelve a nacer cada mañana y yo quiero seguir igual aunque a ratos disimule y te diga, que yo ya soy otra, que ya no soy yo.
Tú miras y luego me dices: Te has puesto colorada!!
 En cuanto a mí, de repente quiero gritar para que sepa el mundo lo que siento
Y decir que recorrer  la vida de la mano de la persona que se ama es excitante
Porque te amo, porque te necesito. Porque sólo tú me ves realmente como soy.

domingo, 3 de mayo de 2015

Dudas


¿Cómo te reconoceré? 
¿Y si no se mirar?
Te juro que vas a saber. Dijo
Intenté disimular, pero se percató
de mi alegría triste.
A veces uno se pierde a medio camimo
una cosa no quita la otra
No es nada particular.
El amor, todo lo realza

sábado, 2 de mayo de 2015

Apostar

Pasada una semana me llamó. No es que me incomodara. No, al contrario, me sentí aliviada al oir su voz. Quedamos en vernos esa misma tarde en mi casa.
Cuando llegó ya había anochecido. Se detuvo para mirar hacia arriba, a la ventana de mi habitación. Aún hacía calor.
Le miré. Vi su sonrisa tímida, discreta y suave, igual que siempre. Me gustaba. Lo reconozco. Me sigue gustando mucho, creo que me gustará mientras viva.
Le abrí la puerta desde arriba. Entró en silencio. Por la  manera de moverse le noté agitado, como si estuviera intranquilo por algo. Algo importante dedije¿Por qué sacudes la cabeza? Le pregunté.
 Porque voy a confesarte algo importante. Respondió.Y era cierto. Ya lo creo que sí. Me dijo que había decidido entrar en mi vida y ya no queria salir nunca más de ella.
Le miré incredula ¿El qué?  ¡Mírame! ¿ Qué dices que quieres?
Si me voy -me dijo mirándome a los ojos- ¿ cómo voy a dormir si  ti?
 ¿ Y yo sin ti? Respondí sin darme cuenta, como si hablara para mi. ¿Qué hago yo sin ti?
Me acercó hacia el y me acurrucó a su lado. Un leve soplo de felicidad nos cubrió y el magnetismo del amor hizo el milagro, desde ese momento desapareció el descontento. Ahora dedicamos nuestra vida a vivirla el uno para el otro, a merced de una exaltación agradable y perpétua. Que se 
mueve como una marea oscilante  que va y viene, pero que nunca nos abandona ni aleja.Y a reir, reir con una risa clara, casi transparente. Esa poca cosa. Nada más necesitamos. No sabemos si será eterno, porque nada lo es. Tampoco nos lo preguntamos. Pero nuestra historia avanza  capítulo a  capítulo, podemos intentar virvir la felicidad que todo esto nos proporciona o huir de ella. Todo dependerá de nuestra resistencia. Yo apuesto por ella.Por nosotros.

jueves, 30 de abril de 2015

El infinito

Lo extraño no es que no nos conozcamos . 
Es comprobar que sabemos todo lo que hay que saber el uno del otro
Cuando estamos juntos reimos como colegiales. 
Nos falta tiempo para contarnos nuestras cosas.Nos adivinamos
En la desnudez de cuerpo y alma nos amamos bajo una luz inesperada. No hay de que avergonzarse. Disfrutamos de nuestra libertad. Decidimos.
La fascinacion sigue. Por tu culpa.Es increible. Curiosamente pensamos lo que decimos.
¿Sabes una cosa? Tú, infinito

miércoles, 29 de abril de 2015

Elegirte



Una vez leí que para que  una historia se desarrolle tiene que empezar, no hay más remedio
La nuestra empezó y pasó por varias fases aunque no lo supimos hasta pasado unos años. Nos dimos cuenta un dia que por casualidad nos cruzamos en la calle. 
Paramos en seco y nos quedamos un rato frente a frente. Por encima de nuestra cabeza, mas arriba del cielo, las nubes y el sol, creo que visualizamos nuestra historia particular como si se tratara de una pelicula hecha a nuestra medida. Ya no en blanco y negro, pero sí con muchos contrastes.Podíamos haber reaccionado de mil maneras, pero no lo hicimos, nos quedamos mirándonos a los ojos sin saber muy bien que hacer, mudos, observadores, dudando si abrazarnos, insultarnos o dar media vuelta y seguir andando como si no nos conocieramos de nada

Pero no, repito, no lo hicimos, quizá se hizo presente el dolor o el temor a hablar y llamar las cosas por su mombre, asi que de pronto nos echamos a reir al mismo tiempo. Y eso nos hizo las veces de saludo. Es extraordinario. No en vano durante mucho intentamos construir un futuro juntos. Y no estuvo mal  nada mal. Aunque aveces dude de ello, claro que si algo me delata es que siempre tengo dudas respecto a todo y todos  incluso dudo de mi misma.
No ya no estoy segura de nada. En serio.
No hago mas que darle vueltas y no llego a ninguna conclusión . O sí, solo a esta y es que  mereció la pena, y que volvería a hacerlo contigo como compañero. Te elegí. Nos elegimos. Y pasó.
La imagen pertenece a la película, Pasaje a la India

lunes, 27 de abril de 2015

El vivir

Nadie dijo que la existencia fuera fácil, por eso en ocasiones, para hacerla mas llevadera es conviene hacerse con un buen juego  de máscaras, algo de maquillaje y según nuestras necesidades ir dando forma. Es una manera de  aumentar el positivismo y echar lejos lo que no conviene. A simple vista puede parecer una tarea complicada, pero si se hace con minuciosidad el resultado es tranquilizador, a fin de cuentas se trata de conseguir efectos positivos sobre los demás.
Imagen de Marta Orlowska

oportunidades

En momentos semejantes, uno deja de pensar y se limita a sentir. Con los párpados entornados, pensando en los recuerdos que poco a poco van recobrando vida. A cada minuto que pasa se hacen más y más vivos. Tal parece que a veces se nos para el corazon. El caso es que los hechos no siempre aclaran las cosas y con  el amanecer terminan los sueños
Imagen de Omar Ortiz.

sábado, 25 de abril de 2015

Despertar contigo

No hay un solo día, que no despierte sin algo de lo tuyo.
 Imagino que todo esto ya te lo habrán dicho, pero en la vida hay cosas esenciales  que no deben callarse.

viernes, 24 de abril de 2015

Sonries

Cuando se me aparece tu cara y me sonríes con esa sonrisa  de combinaciones ilimitadas se me mueve la sangre como una marea.Será por eso que las palabras se me quedan pegadas al cielo de la boca, a la espera que vengas a rescatarlas.
Imagen  de Marcus Ohlsson

jueves, 23 de abril de 2015

Lluvia

Aquel verano fue lluvioso en general, aún así nos fuimos a pasar el mes de agosto a la casa de la playa. 
Nos gustaba madrugar y salir temprano para ir a nadar, pero cuando amanecía con mal tiempo nos quedabamos en la cama hasta la tarde. Entre ensueños y devaneos, dando muestras de una fina sagacidad hacíamos el amor. A ratos 
 despacio y otros  con urgencia,  como si nos fuera la vida en ello. Luego nos quedábamos tumbados un buen rato, él boca arriba mirando al techo y con una mano en mi pelo,  yo dejaba reposar la cabeza sobre su pecho. Te he esperado tanto tiempo. Me decía sin parar de acariciarme. Y oirle eso me gustaba. Emocionada, levantaba la cara hasta él para decirle que nadie me había dicho jamás algo tan bonito.
 Nunca nos hicimos preguntas. Así que dimos por hecho que en los 
 momentos de initimidad habíamos estado a la altura y colmado las espectativas del otro.
 Mientras lo hacíamos apenas hablabámos, lo mismo que la primera vez. Nos dejábamos llevar mirándonos como si no nos conociéramos, intercambiando sonrisas de complicidad, recorriendo nuestros cuerpos con los ojos y las manos. Sea lo que fuera lo que pasó  mientras llegó la calma mantuvimos vivo el amor , aunque como era de esperarse todo cedió sin nosotros ser capaces de notarlo.
Nuestro amor se convirtio en volcan subterraneo. Y ahí quedó sumergido, que no muerto. A la espera que el ardor regrese y nos devuelva el deseo que desde entonces mantiene en cautiverio.

miércoles, 22 de abril de 2015

El ahora

Esa poca cosa que consigue en un momento cambiarlo todo. No porque acontezca algo grandioso o fuera de lo común. No. Solo que de pronto te embarga una sensación  de eternidad. Y  todo lo que es viejo se convierte en inédito. Las ideas son importantes. Los sentimientos  aún más. Las huellas que deja una vida vivida se eternizan. Glorioso presente que no tiene que rendir cuentas.

martes, 21 de abril de 2015

Tu presencia



Hoy todo versa sobre ti. Tu presencia increíble que aflora en mi vida como un regalo, como una sorpresa. Sorprendida, agradecida y asombrada al comprobar que siempre apareces en el momento oportuno. Y esa postura tuya, de indiferencia fingida es la nota que da color a todo esto. Te delata. Primero entras como si nada, como aquel que pasaba por aquí. Pero no es cierto. Me echas de menos. Me buscas. Me encuentras. Lo que no sé es si eres consciente de que me encuentras porque yo quiero que lo hagas. A veces me pasa. Que no hablo demasiado y algunas personas piensan que no me entero de lo que ocurre a mi alrededor. No saben que sé más de lo que imaginan.Pero lo que piensen esa mayoría o minoría sobre mí poco o nada me importa.Ahora me centro en ti ¿ Qué harías si algún día me diera por desaparecer de tu vida? A lo mejor,  quién sabe, en tus silencios ya te has planteado todo esto y ese mismo silencio te ha aclarado las cosas. Por eso estás aquí.  Ahora ven, quédate un poco más. Acércate. Tienes una espalda muy bonita.

domingo, 19 de abril de 2015

Escribir


Escribir sin motivo fijo,  ya sea a modo de confesión o desahogo. Escribir para decir, teniendo la certeza de que en alguna parte alguien recogerá y dará sentido a las palabras. Escribir sin destintario. Escribir sin pretensión. Si  pretender aparentar lo que no soy. Escribir realidades. Escribir sobre sueños. Escribir sin esperar respuesta. Escribir no siempre mirando a lo lejos. Nada de eso.Escribir para hablarte de cerca mientras miro cómo se mueven los músculos de tu cara hasta convertirse en sonrisa. Escribir para sentirme mejor persona. Porque aunque sea las acciones lo que determinan cómo somos  la escritura también lo hace.

sábado, 18 de abril de 2015

Media tarde



El sol entra por la ventana. La cortina descorrida. Descuidada me dejo caer de sobre el sillón.  Cualquier postura me resulta cómoda. Y oigo ruidos familiares que me llevan a pensar  en cosas bonitas. Golpes de pelota que chocan en el suelo y  nuestras risas despreoupadas inundando el aire. Te veo  humedecer los labios en la fuente que había en el patio.Tus muslos torneados, tensos, muy bronceados. Una cesta de mimbre con comida y fruta que mamá había preparado al amanecer. Ropa blanca cuidadosamente doblada. Siesta de verano. Respirar a tu lado.
Imagen de Chistrina Coral

martes, 31 de marzo de 2015

Transitar

A veces nos pasamos media vida coincidiendo con alguien sin prestar atención, nos vemos en una cafeteria, en la estación de metro, en el parque... no sé, puede pasar en cualquier sitio. Es algo corriente, pero llega un  día que esa persona hace algo diferente y consigue  que nos fijemos en ella como si le viéramos por primera vez, y,en ese instante, sabemos que los dos acabaremos irremediablemente enamorados.
Es una sensación inexplicable, un sentimiento no premeditado. No sé si hay una palabra científica para definirlo, supongo que sí, yo, lo llamo azar. A veces  de un modo tan sencillo que te preguntas cómo no había ocurrido antes.
 Las personas  llegamos a la vida del otro sin habernos buscado y sentimos  el impulso a salir corriendo tras ella, de no dejarle escapar porque sabemos que un abanico de posibilidades se han abierto ante nosotros. Proyectos. Un empezar. Una alegría interior que provoca estado de felicidad. Un despertar al mundo. Una resurreción. Un asombro.Somos muy afortunados

Imagen deAlexander Rodchenko

sábado, 28 de marzo de 2015

Lo que me das


Un beso en el pelo. Una mano en la rodilla .Notar el corazón que se acelera. Risita boba sin motivo aparente, pero  intensa hasta el punto de hacerse contagiosa .Morderse el labio inferior intentando disimular yo qué sé!
No se trata de una realidad imaginaria.Son momentos que todo vale y nada sobra
 Intimidad compartida, donde dar rienda suelta al deseo que provoca el amor en cada uno de los encuentros que se producen.
  A fin de cuentas es lo que cualquiera de nosotros necesitamos ¿O no?
 sin vivir todo eso poco merece la pena.
Gracias mi amor, porque contigo todo recobra color y sentido

Imagen de  Bernard Plossu

viernes, 27 de marzo de 2015

¿Podrás?

Te puedo parecer diferente, quizá algo rara, porque no quiero desvelar mucho, solo darte las pistas necesarias, ayudarte a entrar en mi mundo.No sé cómo es en otras partes,o cómo lo hacen otras personas, pero aqui es asi,  mi corazón habla así. Yo soy así. Mírame, debes imaginarme, adivinarme. Entérate qué hay detrás de estos  rasgos, de estos ojos que no te pierden de vista ni cuando estás dormido.
Espero que me hayas entendido y que esto salga bien el encaje. No lo sé. 
Mientras tanto seguiré contemplando el amanecer

jueves, 26 de marzo de 2015

Lo útil






Y de qué me sirve tanta lucidez si la solución se me escapa de las manos
Imagen de  Stanko Abadzic



martes, 24 de marzo de 2015


Así,
en ti me quedo,
paseo largamente tus piernas y tus brazos,
asciendo hasta tu boca, me asomo
al borde de tus ojos,
doy la vuelta a tu cuello,
desciendo por tu espalda,
cambio de ruta para recorrer tus caderas,
vuelvo a empezar de nuevo,
descansando en tu costado,
miro pasar las nubes sobre tus labios rojos,
digo adiós a los pájaros que cruzan por tu frente,
y si cierras los ojos cierro también los míos,
y me duermo a tu sombra como si siempre fuera

sábado, 21 de marzo de 2015

Mi padre



Adoro a mi padre, pero cuando era pequeña me infundia mucho respeto, no sé, siempre le veía lejano, inalcanzable. Figuraciones mías  supongo. El caso es que yo siempre pensaba en que debía esforzarme por agradarle mas, y eso hice. En vacaciones me gustaba ir a visitarle a su trabajo, a eso de media mañana cogía algo de fruta y se la llevaba. Al verme sonreía mientras alargaba sus brazos hasta mí, y yo me sentia feliz y afortunada. Los domingos por la tarde íbamos a la playa, eso en verano, porque  en invierno nos gustaba el cine y al salir nos llevaba a comer algo.
Tenia un pequeño negocio. Se empeño en que yo debia hacer los presupuestos y después las facturas, asi que cuando cumplí, si no recuerdo mal, trece o catorce años  me llevó con  él  a la tienda a que eligiera  una maquina de escribir Olivetti- hace poco, en casa de mi madre, abrí un armario y allí está todavía- era de un verde oscuro y yo la aborrecia. Odiaba el ruido que hacia al teclear y la voz de fondo de mi padre dictándome lo que debía escribir. Números y letras, uf qué horror. A veces lloraba de impotencia, pero él ni caso. Me decia que algún día me alegraría, yo no lo veía así,  pero algo de razón tenía porque a dia de hoy me gano la vida con los números.
Ahora, cuando lo miro siento una infinita ternura. Por Navidad  le regalé una gorra de pana color negro. Siempre la lleva puesta, no se la quita ni cuando está en casa. Otra vez que le acompañé al médico, me dijo que ya no veía con sus gafas como antes. No te preocupes, -le dije- cuando salgamos nos acercamos a la óptica. Se pasó un mes presumiendo de gafas y de hija ante sus amigos. Últimamente, debido a la enfermedad de  mi madre paso bastantes horas con ellos. Mi padre que siempre que hablábamos de él  decíamos.."a este hombre no se le caerá la casa encima", porque no paraba quieto, se iba a andar, a tomar el cortado, a jugar la partida de dominó... ahora, no se mueve de al lado de mi madre.
Ayer mismo, que estuve con ellos le dije que saliera un rato. Después de mucho insistir y a regañadientas aceptó, pero no habían pasado ni dos minutos que volvía a estar en casa. Lo que más me sorprende es que el amor que siente el uno por el otro nada ha cambiado, a pesar de los problemas de la vida después  de tantos años llenos de peripecias y de cambios. Esa perseverancia me conmueve
Cuánto daría por volver atrás y ser otra vez la niña que cada tarde esperaba intrigada y alegre su regreso después del trabajo
Imagen de Igor Bellkovsky

domingo, 15 de febrero de 2015

Rehuso


Lo que trato de decir es, que no se trata de una promesa, tampoco hablo de esperanza. Se trata de un deseo. Nada más y nada menos que mi deseo.
Y una vez alcanzado, tomarme la libertad de rehusar de ti 
Imagen de Jean Loup

martes, 13 de enero de 2015

Sabores de invierno




La fruta de invierno me recuerda a cuando era pequeña. Vivíamos en una  casa 
de dos plantas, no era muy grande pero tenía un patio inmenso  aunque nuestro lugar preferido era la calle. Apenas pasaban coches. Todos nos conocíamos. 
Mi padre tenia una Vespa de color azul gris,un día cuando regresaba a casa del trabajo tuvo un pequeño accidente, recuerdo que cuando llegó
 le noté algo extraño, tenía el rostro muy pálido ( mi pade siempre estaba bronceado porque trabajaba al aire libre y además es de piel morena) llevaba la mano y parte del brazo  tapado con el jersey.
Se asustó tanto que nunca más utilizó la moto de hecho la vendió y compró un coche. Se sacó el carnet de conducir ya mayor, la teórica la suspendió no se cuentas veces, pero muchas, en cambio la práctica fue a la primera. Los domingos por la mañana salíamos toda la familia hacia la costa Brava, yo lo pasaba realmentemal, porque habían, y siguen habiendo muchas curvas. Cada vez vomitava y mi hermana se enfadaba conmigo  porque al verme vomitar a ella también le entraban ganas  pero yo no lo hacía expresamente y así se lo decía, pero ella o no me escuchaba o no quería escucharme. Al cabo de un tiempo  supongo que les daba pena verme así y mi madre y yo nos quedábamos en casa y mi padre y mi hermana siguieron realizando las excursiones semanales.

Creo que me estoy yendo del tema, porque en realidad lo que quería contar es lo de la fruta, y más concretamente de las naranjas de sangre. A mi madre le encantaba comprarlas, mientras ki hermana y yo  comíamos mi madre se entretenía enpreparar las naranjas, también nueces. Lo hacía con tanto cariño que todavía si cierro los ojos pueda verla de pie, al lado del fregadero y de espaldas a nosotras, mi hermana y yo comiendo. Mi madre quitando la piel a las naranjas y separando los gajos. Partía las nueces y las iba colocando en dos montoncitos sobre una servilleta de papel. Nada mas levantarnos de la mesa nos lo daba y sin que pasara un minuto1 salíamos a la calle a jugar. Llevábamos prisa porque desde casa se oian las voces de los demás niños de la calle que habían terminado antes que nosotras y ya habían empezado los juegos.
Era una buena vida. No sobraba el dinero en mi casa. Pero no faltaba de nada. Si acaso éramos millonarios en amor y cariño. Mis padres me inculcaron, amor y respeto. Y todavía lo hacen. Qué geniales son mis padres. Deslumbra . Son bellos. Ya no son altos y esbeltos como antes. Pero siguen siendo bellos y buenos.