miércoles, 1 de abril de 2009

Hoy


Hay días que me cuesta horrores explicar con palabras cómo me siento, qué es lo que siento.
Esa dificultad genera en mi desasosigo, impaciencia y nerviosismo. Cuando eso ocurre el bloqueo es total.
Es entonces cuando llego a la conclusión de que tampoco es tan importante las palabras utilizadas, en definitiva lo mejor es decir, de la forma que sea pero decir...