lunes, 21 de mayo de 2012

Horas


















 
Me gusta leer bajo el cielo de la tarde, a esa hora en que  el día se queda vacío de ruidos, si acaso solo se escucha el que provoca el pasar las hojas del libro que estoy leyendo
Tal como me siento-me digo-debe ser eso que algunos llaman felicidad A ratos dejo el libro sobre la mesa y bebo un sorbo de café. Levanto la vista. Mis ojos se dirigen hacia la luz blanca de tarde que se mezcla con los colores de las flores.  
Puro equilibrio. Sentir que todo va bien. Que el mundo está en orden y pongo en movimiento la maquinaria de la  memoria. Quiero almacenar estos instantes, mosaicos de vida que componen el paisaje de mi mundo interior

Pintura de Jeffrey T. Larson