lunes, 2 de marzo de 2009

Secretos

[por Madison]






Ayer domingo hizo un dia gris, triste y aparentemente nostálgico, a pesar de eso decidí salir.
Me puse el abrigo, me colgué el bolso al hombro y guardé dentro un paraguas por si lo necesitaba más tarde.

Mis pasos me llevaron a un parque, en él había bancos, todos ellos vacíos me senté en uno y los pensamientos se adueñaron de mi.
Estuve pensando en ti y en nuestros secretos. Yo, que siempre he afirmado que el secreto mejor guardado es el que uno calla. Yo que afirmo siempre que me preguntan que no es bueno abrir el corazón. Yo contradictoria conmigo misma.
Yo...que necesito tener a álguien a mi lado para hacerle poseedor y confidente de mis secretos. Yo, que recibo dichosa esos secretos tuyos y los guardo como una de las más preciadas de mis pertinencias.


Y así fueron trancurriendo las horas, pensando en la forma que escuchas mis confidencias y el cariño de nuestra amistad compartida. Siempre he creido que tras tu apariencia de persona algo fría e indiferente se esconde un ser especial. No me equivoqué.

Empezó a llover, pero fuí incapaz de levantarme y marchar, tan absorta estaba en mis pensamientos que ni cuenta me di que me estaba mojando. Vi a una mujer que corría a cobijarse de la lluvía bajo un toldo. Vi una pareja que corrían hacia su coche con una revista abierta sobre la cabeza para evitar que el agua cayera sobre ellos. Vi a un hombre que iba presuroso junto a su perro. Y yo deseaba alzar la vista al cielo con los ojos abiertos, pero la lluvia me lo impedía y mientras, pensaba en todas las estatuas del parque que se estaban mojando. Y observaba de qué material estaban construidas. El agua resbalaba por ellas...El agua se filtraba en mi cuerpo.

Por la noche soñé contigo, y mientras intentaba conciliar el sueño pensaba dónde irían a parar todas nuestras confidencias cuando desaparezcamos. Y pensé que con cada secreto se llevaba un trocito de corazón