jueves, 29 de junio de 2017

Pálida luz en las colinas.- Kazuo Ishiguro


Después del suicidio de su hija mayor, Etsuko, una japonesa de cincuenta años instalada en Inglaterra, rememora momentos de su vida. Quizá la explicación de esta tragedia familiar se encuentre agazapada en aquel Japón de los años cincuenta que se recuperaba de las heridas de la guerra y del traumatismo de la bomba atómica... 
En la memoria de Etsuko aparece de forma obsesiva, recurrente la imagen de otra mujer, Sachiko, una amiga y vecina que vivía sola con su hija Mariko. Dos personajes enigmáticos, a cuál más inquietante. La pequeña Mariko parece haber vivido una cruel y dolorosa experiencia, que reduce a la nada, tanto para ella como para su madre, la esperanza de una vida tranquila, lejos de las ataduras de la rígida tradición japonesa. La relación ambigua de Etsuko con Sachiko y Mariko está en el centro del enigma del libro. ¿El examen del pasado conseguirá exorcizar los demonios del presente?


  Creo que es de los pocos libros que no he subrayado ni una línea.
El ambiente denso que se respira a cada página, la inseguridad y tristeza de la gente.
Esa mezcla de presente y pasado crea desazón y muchos interrogantes.
Un libro creo yo, en que las mujeres juegan un papel muy importante
Me ha dejado con una sensación extraña, sólo sé que me he quedado con ganas de saber más cosas de los personajes, sobre todo de Sachiko y Mariko .
Un libro ambiguo,en el cual hay que echar mano a la imaginación
Buen libro, a fin de cuentas, de eso  no hay duda. 

Kazuo Ishiguro
Nº de páginas: 208
Encuadernación: Tapa blanda
Editoral: ANAGRAMA
Lengua: CASTELLANO
ISBN: 9788433966032