jueves, 8 de enero de 2009

¡ Al fin en casa !

[por Gaviero]

A pesar del frío cortante que me recibe, hoy sólo puedo sentir calor, la tibieza del reencuentro con mi gente, con todos aquellos que tanto he extrañado, con vuestras letras, con esas cartas siempre necesarias.

La verdad es que vuelvo a comprobar por enésima vez que cuando perdemos algo es cuando realmente se empieza a valorar. Han sido muchas noches sin tener mi mesita del rincón, sin oír los murmullos de las conversaciones en voz baja, sin música, sin poder observar no sólo los rostros, sino los ademanes de cada uno de los contertulios del café, y por supuesto, sin esas hojas mágicas de papel donde cada no vamos volcando sensaciones, sentimientos, dudas y todo tipo de ideas y reflexiones que nos brotan sin ser conscientes muchas veces.

Pero bueno, ya estoy aquí, así que ¡ cava para todos ! bien frío, y preparaos porque he estado demasiado tiempo callado y ahora es el momento del desquite. Seguro que acabareis hartos de mi verborrea, huiréis de mi lado y lo entenderé, puedo ser muy pesado y cargante, pero lo siento, es lo que toca y salvo que me pidáis que me calle, hablaré por los codos.
Gaviero