miércoles, 8 de mayo de 2013

Rarezas


 Su rostro se veía extraño y atormentado. Lo observé y durante un minuto no dije nada, simplemente abrí la boca y dejé escapar un suspiro, el plano de luz se expandió hacia las sombras plateadas difuminando por completo el entorno.
Me encogí de hombros, hice una pausa antes de dar media vuelta,pero no pude evitar darme de bruces sobre un obstáculo que al principio me pareció irreal