sábado, 25 de abril de 2015

Despertar contigo

No hay un solo día, que no despierte sin algo de lo tuyo.
 Imagino que todo esto ya te lo habrán dicho, pero en la vida hay cosas esenciales  que no deben callarse.

viernes, 24 de abril de 2015

Sonries

Cuando se me aparece tu cara y me sonríes con esa sonrisa  de combinaciones ilimitadas se me mueve la sangre como una marea.Será por eso que las palabras se me quedan pegadas al cielo de la boca, a la espera que vengas a rescatarlas.
Imagen  de Marcus Ohlsson

jueves, 23 de abril de 2015

Lluvia

Aquel verano fue lluvioso en general, aún así nos fuimos a pasar el mes de agosto a la casa de la playa. 
Nos gustaba madrugar y salir temprano para ir a nadar, pero cuando amanecía con mal tiempo nos quedabamos en la cama hasta la tarde. Entre ensueños y devaneos, dando muestras de una fina sagacidad hacíamos el amor. A ratos 
 despacio y otros  con urgencia,  como si nos fuera la vida en ello. Luego nos quedábamos tumbados un buen rato, él boca arriba mirando al techo y con una mano en mi pelo,  yo dejaba reposar la cabeza sobre su pecho. Te he esperado tanto tiempo. Me decía sin parar de acariciarme. Y oirle eso me gustaba. Emocionada, levantaba la cara hasta él para decirle que nadie me había dicho jamás algo tan bonito.
 Nunca nos hicimos preguntas. Así que dimos por hecho que en los 
 momentos de initimidad habíamos estado a la altura y colmado las espectativas del otro.
 Mientras lo hacíamos apenas hablabámos, lo mismo que la primera vez. Nos dejábamos llevar mirándonos como si no nos conociéramos, intercambiando sonrisas de complicidad, recorriendo nuestros cuerpos con los ojos y las manos. Sea lo que fuera lo que pasó  mientras llegó la calma mantuvimos vivo el amor , aunque como era de esperarse todo cedió sin nosotros ser capaces de notarlo.
Nuestro amor se convirtio en volcan subterraneo. Y ahí quedó sumergido, que no muerto. A la espera que el ardor regrese y nos devuelva el deseo que desde entonces mantiene en cautiverio.

miércoles, 22 de abril de 2015

El ahora

Esa poca cosa que consigue en un momento cambiarlo todo. No porque acontezca algo grandioso o fuera de lo común. No. Solo que de pronto te embarga una sensación  de eternidad. Y  todo lo que es viejo se convierte en inédito. Las ideas son importantes. Los sentimientos  aún más. Las huellas que deja una vida vivida se eternizan. Glorioso presente que no tiene que rendir cuentas.

martes, 21 de abril de 2015

Tu presencia



Hoy todo versa sobre ti. Tu presencia increíble que aflora en mi vida como un regalo, como una sorpresa. Sorprendida, agradecida y asombrada al comprobar que siempre apareces en el momento oportuno. Y esa postura tuya, de indiferencia fingida es la nota que da color a todo esto. Te delata. Primero entras como si nada, como aquel que pasaba por aquí. Pero no es cierto. Me echas de menos. Me buscas. Me encuentras. Lo que no sé es si eres consciente de que me encuentras porque yo quiero que lo hagas. A veces me pasa. Que no hablo demasiado y algunas personas piensan que no me entero de lo que ocurre a mi alrededor. No saben que sé más de lo que imaginan.Pero lo que piensen esa mayoría o minoría sobre mí poco o nada me importa.Ahora me centro en ti ¿ Qué harías si algún día me diera por desaparecer de tu vida? A lo mejor,  quién sabe, en tus silencios ya te has planteado todo esto y ese mismo silencio te ha aclarado las cosas. Por eso estás aquí.  Ahora ven, quédate un poco más. Acércate. Tienes una espalda muy bonita.

domingo, 19 de abril de 2015

Escribir


Escribir sin motivo fijo,  ya sea a modo de confesión o desahogo. Escribir para decir, teniendo la certeza de que en alguna parte alguien recogerá y dará sentido a las palabras. Escribir sin destintario. Escribir sin pretensión. Si  pretender aparentar lo que no soy. Escribir realidades. Escribir sobre sueños. Escribir sin esperar respuesta. Escribir no siempre mirando a lo lejos. Nada de eso.Escribir para hablarte de cerca mientras miro cómo se mueven los músculos de tu cara hasta convertirse en sonrisa. Escribir para sentirme mejor persona. Porque aunque sea las acciones lo que determinan cómo somos  la escritura también lo hace.

sábado, 18 de abril de 2015

Media tarde



El sol entra por la ventana. La cortina descorrida. Descuidada me dejo caer de sobre el sillón.  Cualquier postura me resulta cómoda. Y oigo ruidos familiares que me llevan a pensar  en cosas bonitas. Golpes de pelota que chocan en el suelo y  nuestras risas despreoupadas inundando el aire. Te veo  humedecer los labios en la fuente que había en el patio.Tus muslos torneados, tensos, muy bronceados. Una cesta de mimbre con comida y fruta que mamá había preparado al amanecer. Ropa blanca cuidadosamente doblada. Siesta de verano. Respirar a tu lado.
Imagen de Chistrina Coral