lunes, 9 de julio de 2018

La hija del optimista.-Eudora Welty.



Galardonada con el prestigioso Premio Pulitzer, La hija del optimista es, sin duda, la obra maestra de Eudora Welty. En la tradición de la más brillante novela sureña —de la que forman parte William Faulkner, Truman Capote, Robert Penn Warren y Carson McCullers—, narra la historia de Laurel McKelva, una mujer de mediana edad que viaja a Nueva Orleans para hacerse cargo de su padre, un juez retirado que ha de someterse a una operación quirúrgica. El juez no logra recuperarse, y muere lentamente. Será entonces cuando Laurel emprenda un largo viaje de regreso a su hogar familiar en Mount Salus, Mississippi, llevando consigo el cuerpo de su padre, y siempre vigilada por la segunda esposa de éste, Fay, una mujer orgullosa y más joven que Laurel. En la enorme casa, rodeada de sus antiguos conocidos y de las paredes que la vieron crecer, Laurel ha de enfrentarse a los fantasmas de su juventud y a las deudas del pasado.




Laurel es una mujer de mediana edad que desde hace años reside en Chicago, pero a causa de la incipiente operación de su padre regresa a  Missippi. Ahí, desde el momento de su llegada Laurel hace repaso de su vida desde su niñez hasta el momento actual que le toca vivir. Reencontrarse con el pasado no es fácil, pero a veces resulta útil para reencontrarse con uno mismo. 
Durante los días que Laurel permanece entre el hospital y la casa de su niñez le da tiempo a recordar y comprender, también a reconciliarse con el recuerdo de su madre fallecida cuando Laurel era una niña.
Me ha encantado el libro, hace mucho, años que lo tenía en casa, pero hasta ayer no lo empecé.
Lo que más me ha gustado es la parte tercera. Quemar, deshacerse de todo para poder volver a empezar. Laurel es una mujer valiente. He subrayado mucho, como siempre que leo un libro que me gusta. Dejo sólo algunos párrafos de la parte final.

"Intentamos hallar alguna cosita que nos pueda consolar cuando ellos no están...Algo que resulta tan  difícil de conservar como de hallar: la durabilidad de los recuerdos, la prevención contra el daño que nos puedan hacer, la autosuficiencia, los buenos deseos, la confianza en los demás.. "

"Pero es razonable que tengamos que cargar con la culpa de sobrevivir a aquellos que amamos, pensó, lo mínimo que podemos hacer por ellos es sobrevivir.La idea de morir no es más extraña que la idea de vivir. Pero sobrevivir a alguien es quizás la idea más extraña de todas."


                                                                                 Eudora Welty
Nº de páginas: 232
Encuadernación: Tapa blanda
Editoral: IMPEDIMENTA
Lengua: CASTELLANO
ISBN: 9788493711054