lunes, 15 de diciembre de 2014

Contigo


Me llamas. Pronuncias mi nombre
Y una sacudida desconocida se instala en mí 
Es la sensación que me provoca oír tu voz
Me miras. Tomo tu mano y la acerco a mi corazón
Ya no podrás escapar, ahora serás testigo.
Y cuando te vayas recordarás el olor 
de las horas perfumadas que viviste junto a m