miércoles, 28 de octubre de 2009

Capitan de lobos



Mi querido Collard:La envío al idiota de mi guarda, que ya conoce usted. Se imagina que una vieja lo hechiza todas las noches y, para acabar con su pesadilla, no se le ha ocurrido otra cosa que matarla. Pero como la justícia podría pensar que no es ésa la forma de tratarse uno mismo los ahogos, se lo envío con un pretexto cualquiera. Hágame el favor, por su parte, con la disculpa que mejor le parezca, de enviarlo donde Danré, en Vouty; el cual lo mandará a casa de Dulauloy,y éste, con pretexto o sin él, me lo remitirá al demonio, si le apetece.En resumen, me interesa que su viaje dure al menos un par de semanas. Dentro de quince días nos mudamos y estaremos en Antilly, por lo que espero que para entonces, lejos de Haramont, su pesadilla le habrá abandonado. De esa forma la tía Durand podrá dormir tranquila, cosa que no haría si Mocquet permaneciese por los alrededores.Le lleva a usted una docena de agachadizas y una liebre que matamos ayer en los pantanos de Vallue.Mil cariñosos recuerdos a su bella Herminie y otros mil besos a la pequeña Caroline.Su amigo,ALEX. DUMAS

Capitán de Lobos, de Alejandro Dumas
Gracias Cape