domingo, 29 de enero de 2012

Quizá

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
¿Tu corazón y el mío eran sólo de arena?
José Maria Hinojosa

Pues eso