sábado, 28 de marzo de 2015

Lo que me das


Un beso en el pelo. Una mano en la rodilla .Notar el corazón que se acelera. Risita boba sin motivo aparente, pero  intensa hasta el punto de hacerse contagiosa .Morderse el labio inferior intentando disimular yo qué sé!
No se trata de una realidad imaginaria.Son momentos que todo vale y nada sobra
 Intimidad compartida, donde dar rienda suelta al deseo que provoca el amor en cada uno de los encuentros que se producen.
  A fin de cuentas es lo que cualquiera de nosotros necesitamos ¿O no?
 sin vivir todo eso poco merece la pena.
Gracias mi amor, porque contigo todo recobra color y sentido

Imagen de  Bernard Plossu