martes, 2 de diciembre de 2014

Esperaré

¡Qué cosas dices, amor!
Y yo ¿cuánto tiempo tendré que esperar todavía?
Sé que no se trata de una tarea fácil, pero no me importa esperar
Cuando te acercas se me doblaban las rodillas. Se me turbaba la vista
Una intermitencia de sombra y  deslumbramiento invaden el aire
Sucede cuando nos visita el amor. Sí, ya lo verás, conocerás sus magnificencias y sus delicias, si me amas y me eres fiel, si tu pensamiento no se vuelve jamás hacia nada ni nadie que no sea yo.