domingo, 28 de diciembre de 2014

El ciego en la ventana.- Juan Antonio Masoliver Ródenas


" Por qué me ofende que me engañen cuando he vivido siempre engañándome a mí mismo?"

Lo he terminado hace un rato. Reflexivo, frases cortas  a veces algo incoherentes, pero magnífico. Me seduce este tipo de libros que al terminarlos me quedo con una sensación extraña, entre la tristeza, la melancolía y la admiración. Muchas preguntas hizo el señor Masoliver en este libro, algunas de ellas me las ha traspasado a mí,y la verdad es, que no a todas encuentro respuesta. Que envidia poder compartir la vida, las horas o lo que se pueda con una persona tan inteligente. Uf, y ahora qué leo. Cada vez que término un libro que me cala hondo me pasodías sin saber qué leer. A mi entender es un libro muy recomendable. Si lo habeis leído ya o decidís leerlo estaré encantada de saber vuestra opinión.

"¿Quién o qué dicta cual va a ser nuestra última palabra?"


sábado, 27 de diciembre de 2014

Dominio



Noto que me miras silencioso, como esperando algo.
Todavía no sabes, que yo se dominar el carpicho y la situación como nadie

lunes, 15 de diciembre de 2014

Contigo


Me llamas. Pronuncias mi nombre
Y una sacudida desconocida se instala en mí 
Es la sensación que me provoca oír tu voz
Me miras. Tomo tu mano y la acerco a mi corazón
Ya no podrás escapar, ahora serás testigo.
Y cuando te vayas recordarás el olor 
de las horas perfumadas que viviste junto a m

Empezar

Mientras dormía todo lo asombraba, jugaba ardorosamente, miraba, oía. Su última palabra: "Si volviera a empezar, te encontraría sin buscarte".
( Paul Eluard )
Imagen de Amy Judd

domingo, 14 de diciembre de 2014

Decir

Hacia el final del libro, Adiós a las armas de Hemingway, casi en la última página, Frederic, el narrador mantiene una conversación con Catherine :

"-¿Quieres que haga algo, Cat?¿Te traigo alguna cosa?
Catherine sonrió
-No.- Después dijo-: No harás con otras lo que hacíamos nosotros, ni les dirás las mismas cosas, ¿verdad?
-Jamás."

No creo que eso sea posible, las palabras y las cosas, los actos. Todo está inventado y repetido hasta la saciedad. Repetimos una y otra vez lo mismo. Si acaso, lo que cambia es la persona a quien se lo decimos, y la predisposición a aceptar, creer, el sentir y las ganas de seguir o de abandonar.

Todas las historias son importantes. Nos marcan de por vida. Para bien o para mal. Según nos vaya. Nunca debemos menospreciar o pensar que esta o aquella es menos importante que la otra. A veces las que empiezan como un juego,con el paso de los días pueden convertirse en las más apasionadas y auténticas. Son nuestras cosas.Y esto es así
Imagen de Erin Cone

sábado, 13 de diciembre de 2014

Conciencia


Quizá hasta ahora no he sabido contemplar la profundidad del cielo, ni la brisa, ni he respirado con profundidad hasta impregnarme de mar. No he sabido mirar a lo lejos, hacia la línea del horizonte para verte, escuchar y comprender que seguías allá,  de pie, esperando que yo reaccionara. En aquellos momentos yo no era consciente. Creí que solo se trataba de un sueño.  Que no estabas. Que no eras. Que no existías.  Me equivoqué. Estabas. Me esperabas.  Malgasté oportunidades. Ahora lo sé. Pero no estás para demostrártelo. Podría llamarte, o escribirte. Pero sabes bien cuánto me cuesta abrir mi corazón, creo que si alguna vez lo he hecho ha sido pura casualidad. Así que dudo valga la pena,  además ¿qué te podría decir para que me creyeras? ¿De qué podría hablarte o mejor dicho sobre qué podría escribir?
Imagen de Vadimir Nikulin

viernes, 12 de diciembre de 2014

Claudio Rodriguez

Cualquier cosa valiera por mi vida
esta tarde. Cualquier cosa pequeña
si alguna hay. Martirio me es el ruido
sereno, sin escrúpulos, sin vuelta
de tu zapato bajo. ¿Qué victorias
busca el que ama? ¿Por qué son tan derechas
estas calles? Ni miro atrás ni puedo
perderte ya de vista. Esta es la tierra
del escarmiento: hasta los amigos
dan mala información. Mi boca besa
lo que muere, y lo acepta. Y la piel misma
del labio es la del viento. Adiós. Es útil
norma este suceso, dicen. Queda
tú con las cosas nuestras, tú, que puedes,
que yo me iré donde la noche quiera.


Imagen de Damian Loeb.

miércoles, 10 de diciembre de 2014

libertad

Liberar las mariposas que permanecían en cautiverio
Imagen de Duy Huynh

martes, 9 de diciembre de 2014

El horizonte.-Patrick Modiano



Bosmans y Maragaret se conocen un día  por casualidad. El trabaja en una librería y además intentar escribir libros, ella ha desempeñado varios oficios. Los dos huyen de un pasado oscuro y triste. Ha transcurrido cuarenta años y  Bosmans piensa cada vez más en Maragaret, en todo lo ocurrido durante el tiempo que estuvieron juntos. Los recuerdos son fragmentos y apenas consigue darles algo de sentido, un día decide comprarse una Moleskine y  en ella va anotando todo aquello que le viene a la mente a cualquier hora del día..

"Tenía la sensación de estar haciendo un rompecabezas. Pero, según iba remontando la corriente del tiempo, a veces se arrepentía: ¿Por qué tiró por ese camino mejor que por aquel otro? "

"No llevaba pluma ninguno de los dos, ni papel para apuntar las señas, pero Bosmans la tranquilizó: nunca se le olvidaban los nombres de las calles ni los números de las casas. Era la forma que tenía él de luchar contra la indiferencia y el anonimato de las grandes ciudades, y quizá también contra las incertidumbres de la vida." 


"A veces sucede que perdemos, al cabo de unos días, algo a lo que tenemos mucho apego: un trébol de cuatro hojas, una carta de amor, un oso de trapo, mientras que hay otras cosas que se empeñan en seguirnos durante años sin pedirnos opinión. Cuando creemos que nos hemos librado de ellos del todo, vuelven a aparecer en el fondo de un cajón"

"Durante mucho tiempo pensó que Margaret había muerto. Pero no hay razón para pensarlo, no, no hay razón. Incluso el año en que nacimos los dos, cuando esta ciudad, vista desde el cielo, no era ya sino un montón de escombros, entre las ruinas florecían las lilas al fondo de los jardines."


Uno siempre está a tiempo de luchar por aquello que quiere. Y por muchos años que pasen hay recuerdos que no se borran y personas que no se olvidan. Curiosamente con el tiempo se hacen más reales y cercanos, y consiguen hacernos reaccionar y echarnos a la calle a buscar. Y al fin vemos el horizonte. Hay porvenir. Quizá hayan pasado muchos años, pero no importa. Queda tiempo. En la vida no siempre es fácil decidir, tampoco lo es acertar.



lunes, 8 de diciembre de 2014

Días de antes

Los domingos por la tarde, antes de ir al cine quedábamos en los recreativos hasta estar todos. Íbamos llegando uno a uno, o de dos en dos. Unos se entretenían echando una partida al futbolín, otros preferían el billar. A mi me molestaba horrores el ruido que producían las bolas, prefería escuchar alguna canción de moda. Recuerdo que al fondo de la sala había una máquina de música. Me iba a ella nada más entrar Mi canción preferida era esta. Supongo que no es la mejor, pero para mí es la más importante, porque cada vez que la escucho veo ráfagas de vida , hermosos e inolvidables jirones de juventud. Amigos. Primer amor. Besos a escondidas.Asomar a la vida.

miércoles, 3 de diciembre de 2014

Osadías


A menudo te enojas porque no se  contestar a tus preguntas, pero esas cosas pasan, no sé a qué se debe tu extrañeza, porque la vida es así. Dudamos continuamente. Hay veces que nos quedamos sin respuestas y otras callamos porque no nos atrevemos a expresarlas en voz alta.
Yo no me atrevo. Me asusta pensarlo. Pero  me gustaría  perderme de arriba abajo por los trazados de tu cuerpo, escuchar el  tenue sonido de los abrazos y el eco de los besos fragmentados. O hacerte el amor en todos los idiomas.
Ahora lo sé. Dejar a un lado lo confuso. Vocalizar a conciencia tu nombre.
¿Qué más queremos?
Imagen de Zosia Zija

martes, 2 de diciembre de 2014

Esperaré

¡Qué cosas dices, amor!
Y yo ¿cuánto tiempo tendré que esperar todavía?
Sé que no se trata de una tarea fácil, pero no me importa esperar
Cuando te acercas se me doblaban las rodillas. Se me turbaba la vista
Una intermitencia de sombra y  deslumbramiento invaden el aire
Sucede cuando nos visita el amor. Sí, ya lo verás, conocerás sus magnificencias y sus delicias, si me amas y me eres fiel, si tu pensamiento no se vuelve jamás hacia nada ni nadie que no sea yo.

lunes, 1 de diciembre de 2014

Sabes

Lo que quiero es que me permitas seguir descubriéndote toda la vida.
Que seas última persona que vea al cerrar los ojos y la primera al despertar. Y casi nada más. Yo sólo aspiro a estar contigo en paz.No ser la primera en tu vida, pero sí la última. Debes saberlo.
Mirarte, Escuchar. Sentir el ardor que me recorre el cuerpo. Sí. aunque sé que no te enterarás, creo que debes saberlo

Imagen de Erin Cone