lunes, 15 de septiembre de 2014

Ojalá nos perdonen.- A.M. Homes

Hay lecturas que cuando las termino, no sé qué ni como comentar sobre ellas, es después, a medida que pasan los días y ha reposado cuando empiezo a entender, no sé si acertadamente o no, pero como poco me hago una idea de lo que el autor o autora me ha transmitido, en este caso  de hoy tengo la certeza de que, Ojalá nos perdonen es un gran libro. Una gran historia magistralmente  construida, el narrador, Harry nos cuenta cómo cambia su vida  a partir de un acontecimiento importante ocurrido el día de Acción de Gracias,  desde ese instante nada fue igual para él ni para su familia
No ha sido una lectura tranquila, mas bien al contrario, ha habido momentos que he no he tenido más remedio que descansar, por momentos dejado el libro y me he dicho, pero¿ qué es esto, qué estoy leyendo? Hacia dónde me lleva esta historia, si están todos locos, pero me era imposible abandonar la lectura, pasaba las páginas, me adentraba en la historia y quería más y más, he sufrido adicción, una adicción muy placentera y con un resultado óptimo.

Estamos hechos para vivir en comunidad, en familia, en un hogar, y se puede, a pesar de todo se puede convivir en paz, respetando a los demás, no tenemos porqué ser idénticos, pero sí íntegros

"Por primera vez tengo conciencia de lo unido que estoy a ellos, del apego que les tengo.

¿Cómo mantendremos el sentido de la esperanza y posibilidad, el sentimiento de desahogo que nos ha infundido este viaje hasta ahora? De repente me embarga el miedo y me pregunto si es sólo a mi. Nos ha ido tan bien fuera de nuestra casa, fuera de nosotros mismos frente a un  mundo más grande que nosotros.
Hemos hecho piña y actuado como un equipo y me inquieta lo que sucederá cuando volvamos, cuando ya no existan todas las apuestas y expectativas.

Es difícil de expresar, pero lo que temía se desvanece al instante. Creo que nunca he tenido una sensación así: una especie de oscuridad que se disipa, como cuando el sol asoma por detrás de una nube;  tan literal y esquivo como eso."

 Uno tiene que luchar ante la adversidad, luchar por encontrar el camino deseado

"Por primera vez comprendo que, por mucho que puedas desear un cambio, tienes que estar dispuesto a asumir un riesgo, a caer en picado, a fracasar, y que debes desprenderte del pasado; en otras palabras tengo que terminar mi libro. ¿Y después qué?¿Volver a las aulas a estudiar religión, cultura zulú, literatura? ¿Hacerme agente inmobiliario de los suburbios? No es cuestión de disponer de tiempo como de disponer de vida en mis manos. Y es como tener dinero en efectivo. ¿Dónde voy a gastarlo? ¿Cuál es la mejor inversión? Solo me limita lo que puedo soñar y el riesgo permitido, y la presencia tan real de los niños: no puedo irme a recorrer el planeta en busca de mí mismo. Carece de sentido seguir adelante por el hecho de seguir cuando hay una idea más amplia, un propósito de mejorar la vida de los demás."

Y claro que no se olvidan a las personas, ni tampoco al pasado, porque a fin de cuentas, todo lo acontencido, lo que se llega a ser es consecuencia del pasado, de los errores y los logros

"Se ha cumplido un año entero y pensar en Jane todavía me enardece. Noto que me empino para la ocasión.
Ojalá nos perdonen; es una plegaria, un conjunto
Ojalá nos perdonen"

En definitiva una lectura inolvidable