miércoles, 30 de mayo de 2012

Mentiras de verano.- Bernhard Schlink










Ir descubriendo cuidadosamente las mentiras con las que vivimos es el núcleo central de estos hermosos relatos melancólicos y sin concesiones: una mujer que comprende que lo que ha dado sentido a su vida ya no funciona, se pone a buscar y encuentra al hombre del que se enamoró cuando era una estudiante; un hijo quiere saber quién es su padre y emprende un viaje con él; un hombre que padece una enfermedad incurable organiza un veraneo con su familia; un pasajero de un vuelo oye la confesión vital de su vecino de asiento, ¿o no son más que puras patrañas? ¿Por qué intenta un hombre joven, padre de una niña, alejar a su exitosa mujer del mundo? ¿Qué lleva a un amante a mentir una y otra vez a su amada y a perderla y perderse él mismo con sus mentiras? ¿Cómo librarse de las ataduras que mantienen a alguien ligado a su antigua vida cuando un amor en la madurez promete una vida nueva?

Me gustan los libros que tras su lectura me hacen reflexionar, así que con este he disfrutado. muchísimo durante y después de leerlo.
Cada relato es distinto aunque tiene en común el hecho de la toma de decisiones o mejor dicho aquello de...qué hubiese pasado si en vez de elegir este camino que  me ha traido  aquí, hubiese tomado el otro, aquel que deseaba tomar, pero no me atreví.
Cómo o dónde estaría ahora si hubiese sido valiente, si hubiese escuchado más al corazón y menos a la razón?

Y es que eso, es lo que a la mayoría de personas nos sucede en algún momento de la vida. Tampoco es que  no nos arriesguemos por cobardía, más bien sentimos terror a la consecuencia de nuestras acciones, es por eso que preferimos no arriesgarnos más de la cuenta, apostando por la seguridad, si es que ésta existe.

Y así pasa la vida. A veces genial y otras con lamentaciones. Cuando somos jóvenes estamos seguros que nuestros proyectos se cumplirán, con el paso de los años comprobamos que no siempre es así, porque sin darnos cuenta nos cargamos de responsabilidades, y las responsabilidades pesan y oprimen.
Un gran libro. Un gran autor. Así que recomiendo a ambos. Lectura y autor.