lunes, 19 de marzo de 2012

Retazos


















Fotografía de Willy Ronis


Mamá era una mujer muy bella, todavía lo es, pero de joven resplandecía, era alta y delgada, de piel lisa y olorosa . No le gustaba maquillarse,, tampoco le hacía falta. En las tardes de verano íbamos a visitar a mis abuelos, los padres de mi madre. La casa se encontraba algo alejada de la nuestra, era una casa bonita y acogedora, con paredes blancas y techos muy altos, cubiertos de  vigas de madera barnizadas .En las ventanas había macetas con geranios rojos  y blancos que colgaban en cascada, también tenía un patio grande, a la derecha estaba el corral en el que había distintos animales.  A mi abuela le gustaba madrugar, cuando me quedaba a dormir en su casa también me despertaba a mi para que la acompañase al gallinero  y recoger los huevos que  habían puesto las gallinas, para mi era toda una aventura. En el centro del patio había un árbol enorme, creo (aunque no estoy muy segura) que era un nogal.
De las paredes del salón colgaban fotografías enmarcadas  de la familia, a mi abuelo le gustaba escuchar la radio sobre todo la novela  de la  tarde y“ el parte” por la noche. Era una radio grande que mi abuela adornaba con un pañito que ella misma había tejido a ganchillo. Mi abuelo estuvo en la carcel por ser rojo. Yo no sabía lo que significaba ser "rojo", tampoco entendía el motivo por el que alguna vez, al comentar sobre política hablaban en voz baja.
En las noches de verano, después de cenar los mayores salían a la calle, cada uno llevaba  su silla, se sentaban a tomar el fresco y charlar,  nosotros, los niños jugábamos  hasta altas horas de la noche. El perfume de las  lilas invadía el aire...