sábado, 26 de noviembre de 2011

Violencia


Todo mi apoyo y solidaridad a todas las mujeres del mundo que padecen o han padecido cualquier tipo de violencia por parte de un hombre, sea cual sea el vínculo afectivo que exista entre ambos.

Creo que es importante tener en cuenta esta lacra que nos invade ya que las cifras hablan por si solas.

Me pregunto como se puede frenar todo esto. Qué hacer, cual es el remedio para llegar a conseguir la igualdad en la justa medida entre hombres y mujeres.

También me pregunto porqué hay hombres tan acomplejados que ejecutan y proyectan sus frustraciones en la mujer.

Cómo ayudar a eliminar el miedo que invade a estas mujeres hasta que se den cuenta que son personas libres.

Es aterrador saber que este tipo de violencia sucede cada vez mas entre personas más jóvenes, que no importa cual es el estatus social ni el nivel cultural, porque la sombra del machismo está en todas partes.

Porque no solamente las bofetadas duelen. La humillación es igual de dolorosa. Las heridas del alma, esas que no se ven quizá tarda mas tiempo en cicratizar.

Ya basta. Ya basta el miedo que paraliza y el pensar que a veces se merece el castigo, que quizá te has portado mal y al cabo eres afortunada porque le tienes a él. Y maldigo a todos aquellos que se acogen a su fuerza para agredir a quienes son frágiles y débiles.

Ojalá llegue el día en que no se tenga que celebrar el día de la violencia machista



Las fotografías son de la pelicula Te doy mis ojos, de Iciar Bollaín