miércoles, 1 de junio de 2011

Peso



Tirar la toalla , como qualquier otra cosa no se debe hacer. Está feo, eso es algo que me eseñaron desde pequeñita, otra cosa es que una no pueda sostenerla, porque en el transcurrir de los días ha empapado tanto que el peso es desorbitante.
Bien. La aparto, dejo que repose y cuando su peso sea leve, el justo para mi aguante vuelvo a ella. Si ella quiere. Y si no, no pasa nada. Quizá no necesito una toalla. Quizá lo soñé, me gustó y me empeñé en convertir real algo que no es.

Fotografia de Theo Jansen