martes, 10 de mayo de 2011

Emile Cioran

Si se ven negras las cosas es porque uno las sopesa en la oscuridad, porque en general los pensamientos son fruto de vigilias, es decir, de oscuridad. No pueden adaptarse a la vida porque no han sido pensadas con miras a la vida. La idea de las consecuencias que podrían tener ni siquiera roza la mente. Estamos fuera de cualquier cálculo humano, de cualquier idea de salvación o de condenación, de ser o de no ser, en un silencio aparte, modalidad superior de vacío.



Se han perdido parte de vuestros comentarios, ¡¡qué rabia!!