miércoles, 23 de marzo de 2011

Teoría


Porque al fin y al cabo se trata de cosas nuestras. Íntimas manías que nos hacen ser únicos. En ocasiones acercan, otras alejan. Desafíos. Búsqueda.Logros.

Algo parecido a memorizar la letra de una canción que consigue hacer soñar al que sabe escuchar con la atención que merece.

Entornar una de las ventanas y dejar la habitación en penumbra.

Deslizar las manos entre las sábanas todavía tibias, hacia el lado de la cama donde has dormido.

Y observarte cada mañana mientras te arreglas antes de salir a la calle dejando la puerta del baño entre abierta.

Disfrutar del momento como algo glorioso, abarcar la inmensidad que cabe dentro, muy dentro hasta lograr alcanzar la culminación.

Ahí está. Frente a nosotros. Día tras día. Lo inmenso. Lo excelente. Lo cabal. Lo pensado.

Dime. ¿ No crees que tiene gracia después de todo no saber cómo dar el primer paso?