domingo, 2 de enero de 2011

Dos de enero 2011


Parece como si nos hubiésemos puesto de acuerdo todos en llegar poco antes de las dos de la tarde a casa de mi hermana que es donde hoy estaba previsto comer.

Mi cuñado en la cocina preparando los entrantes, mi hermana tendiendo algo de ropa en el jardín, mi padre sentado en el sofá con la mirada fija en la tele porque echaban un partido de baloncesto, aunque según el prefiere el tenis porque lo entiende mejor; mis sobrinos jugando a esconderse hasta que hemos dado con su escondite y con ellos, claro. Mi madre en la cocina calentando la comida que por la mañana temprano ha preparado. Nosotros después de saludar y dejar los abrigos en la habitación del fondo nos hemos ido colocando. El piso no es muy grande, pero nos hemos ajustado. He elegido una punta de la mesa para poder ayudar. Por la mañana he ido a la pastelería a comprar postre, he optado por algo de mazapán, a los críos les encanta el mazapán. Mientras tomábamos aperitivos mi madre se ha empeñado en hacer un bizcocho, pero se ha hecho un lío con el horno nuevo de mi hermana, así que la buena mujer no se ha sentado con nosotros hasta que no ha visto que su bizcocho iba por buen camino, parecía la niña de Poltergeist, pero mirando el horno. Mi padre me ha preguntado sobre mi hija pequeña, cómo le ha ido el viaje, si lo ha hecho en avión o ha elegido el tren. Le he dicho que en tren. El nos ha explicado lo diferente y lo estupendo que es hoy día viajar en tren y recuerda como era hacerlo hace cincuenta años.

La comida ha estado muy buena. El cava también. Ha habido karaoke de Mecano y del Patito feo yo creí que se trataba de los dibujos del patito feo, pero no; es una serie televisiva.

Hemos pasado un buen día. Unas buenas horas. Hemos echado unas risas. Hemos recordado a los que no están.

Mañana trabajamos. Todos los que estábamos hoy en esa comida tenemos trabajo aunque también todos hemos visto en el transcurso del año que nuestros ingresos han bajado algo. Todos los que hoy hemos estado en esa comida tenemos buena salud.

Mañana lunes cuando nos levantemos todos los de mi casa tenemos cosas que hacer, un lugar donde ir, un dinero que poder gastar en comprar un regalo…

Yo no pido nada para el año nuevo. Yo. Hoy. Lo tengo todo