sábado, 31 de diciembre de 2011

Feliz año

Y dejo una ventana abierta de par en par, lo que esté por llegar bienvenido sea.
Hoy es un día de felicidad, así quiero que sea. Es una fecha importante porque en esta fecha  nació mi hija. Las mejores uvas, el turrón más sabroso que he comido es el que me dieron en el hospital.
No soy de hacer  listas ni propósitos. No soy de las que prefieren olvidar los errores, no me importa echar la vista atrás de refilón y aprender.
Ahora salgo a cenar, hace muchos años que no salgo a cenar fuera en este día. Hoy ha venido así.
Feliz año a todos y seamos todo lo felices que sepamos o podamos.

martes, 27 de diciembre de 2011

Frío


Cuando terminamos de comer, los demás  decidieron quedarse y tomar (según ellos) la última copa del día antes de despedirse, pero yo hacía rato que  me hallaba muy lejos de aquellas  cuatro paredes, me sentía extraña  con aquellas personas que reía de forma demasiado ruidosa para mi gusto. Necesitaba  con urgencia notar  el aire frío empapando mi rostro. Me despedí de todos mientras cogía el abrigo y me colgaba el bolso sobre el hombro derecho, salí a la calle con paso ligero y pensamientos lentos.
Aunque era temprano reinaba el silencio, la luz de  las farolas era  amarilla y triste,  contrastando con el brillo de las luces navideñas que adornaban las calles, y es que por estas fechas los días son muy cortos y las noches demasiado largas.

De vez en cuando me detenía unos segundos  porque mi indecisión se hacia cada vez más fuerte y una aguda melancolía se apoderaba de mi estado de ánimo.
Con lentitud, para ahuyentar mis propios fantasmas  me entretenía en mirar hacia una frontera imaginaria, tan helada como vacía.
 Inventé un ritmo mientras una de mis  manos jugueteaba con las llaves  que momentos antes había colocado  en el bolsillo del abrigo.

Al llegar a casa abrí la puerta y me detuve por unos segundos mirando  (o quizá esperando) primero hacia el fondo, después a lado y lado del pasillo, anhelando que tal vez se abriera una puerta y  alguna voz  me diera la bienvenida, necesitaba oír una expresión parecida a esta,¡ qué bien que ya estés en casa, te estaba esperando!. Pero solo había silencio,  la casa estaba vacía y a oscuras. Cerré  con el pie o mejor dicho, con el tacón del zapato del pie izquierdo. Recorrí el pasillo a oscuras hasta llegar al sillón que un  día coloqué bajo la ventana, echándome sobre él sin ningún cuidado.
Me levanté y fuí  hasta el equipo de música,  en el silencio mis pasos resonaban por el piso, noté que alguna lámina del parquet andaba algo suelta. En momentos importantes me gusta escuchar la voces de los músicos que por algún motivo formaron parte de mi vida y  de mis recuerdos,  esta vez escogí a  Gene Pitney
De nuevo me dejé caer en el sillón, pero esta vez despacio, formando un ovillo con mi cuerpo, abrazándome a mi misma,  escuchando las notas que flotan en el aire, y me digo que quizá estoy desperdiciando demasiados cinco minutos de mi vida.
Y me pregunto si habrá alguna o algunas  personas que estén pronunciando las mismas palabras que yo.

viernes, 23 de diciembre de 2011

Feliz navidad chicos


Qué queréis que os diga, me gusta la Navidad desde siempre, recuerdo las navidades  de mi infancia como un tiempo muy feliz junto a mis padres y mis hermanas también con abuelos, tíos, primos.
Creo que a cada edad se vive de manera distinta.Cuando era pequeña en casa de mis padres apenas adornábamos la casa, por eso cuando fui mayor y  tuve la mía propia montaba el belén, y el árbol. Íbamos todos juntos a comprar adornos y luces. 
Este año como cada año celebraremos la Navidad en mi casa entre familia, nos regalaremos alguna cosilla, hablaremos, reiremos y cuando terminemos la casa estará como a mi me gusta que esté esos días, desordenada. Celebraremos el cumpleaños de mi hija pequeña que nació un treinta y uno de diciembre.
Recordaré a personas que he querido, que han sido importantes en mi vida, pero desgraciadamente han fallecido. Pero sonreiré y me sentiré dichosa porque otras nuevas han llegado y se han instalado en mi día a día.
Me acostaré tarde, me levantaré temprano. Echaré la vista atrás, haré repaso a todo lo que ha sucedido en mi vida en los últimos año. Posiblemente me preguntaré porqué a mí y alguna lágrima se me escapará a causa de la impotencia y la sensación de fracaso, pero los sueños siguen y las ganas de vivir también.
Con todo mi cariño, feliz navidad a todos, os lo deseo de todo corazón
Siento un gran aprecio por todos vosotros.Sed felices o por lo menos lo intentais ¿vale?
Besos


martes, 20 de diciembre de 2011

Nombrarte en silencio


Poema LVII

No te nombro; pero estás en mí
como la música en la garganta del ruiseñor
aunque no esté cantando.

Dulce María Loynaz 


No hace falta que te nombre, porque con el tiempo aprendí el lenguaje de la imaginación.
Y se que la distancia no rompe lazos, sino que los hace más fuertes.
Que las historias de amor si son correspondidas, con el tiempo se convierte en algo sólido.
Tu mirada segura es el equilibrio que necesita mis inseguridades
Eres algo bueno que ha ocurrido en mi vida, que no sé si es pequeña o grande. Redonda o cuadrada. Azul o violeta, qué mas da, es la mía, la única que tengo. Y así viviré por algún tiempo. Contigo. En ti. En nosotros Quién sabe

viernes, 16 de diciembre de 2011

Te invitaré


Te inivitaré a venir conmigo, cogerás mi mano, y  yo me apoyaré en tu brazo. Descubriremos que nuestros pasos avanzan hacia la misma vereda.
De vez en cuando haremos un alto y descansaremos, entonces yo me acercaré a tu oído y te diré palabras, algunas te gustarán porque son esperadas, pero habrá otras que no comprenderás porque las llevo escondidas.
Pero ninguna te dejará indiferente y  llegará el día que  recordarás  las que dije y las que callé.
El tiempo lo dirá. Y cuando extrañe extrañarte te buscaré.
Y en mi pizarra de números y evaluaciones pondré un cero a cada milímetro de tristeza

lunes, 12 de diciembre de 2011

Olores

 
 
 
   
 
 
Me gusta el olor a invierno, como se impregna en la ropa y huele en la piel.Me gustan los colores ocres de los árboles y los días soleados que alumbran mis ojos. Me gusta  perderme entre nostalgias de media tarde, y cuando llega la noche me acuerdo de nuestra euforia compartida y sobre todo me acuerdo de tu risa

sábado, 10 de diciembre de 2011

Candilejas


Veo futilidad en todas las cosas. La veo incluso en las flores, la siento hasta en la música. La vida no tiene objeto ni significado.

¿Por qué habría que tenerlo? La vida es deseo, no significado. El deseo es el motivo de toda existencia.
A veces en la juventud tenemos pocas ganas de vivir, que no sea demasiado tarde cuando nos aferremos a la vida... Como a mi edad, a estas alturas la vida llega a ser un hábito.

La felicidad... ¿existe? ¿donde? Cuando era niño me quejaba a mi padre porqué no tenía juguetes y él respondía señalándose la frente con el dedo índice: Este es el mejor juguete que se ha creado. Todo está aquí. Ahí está el secreto de nuestra felicidad.

La vida es preciosa, magnífica. Existe algo tan inevitablemente poderoso como la muerte. Es la vida. Piense en la fuerza que hay en el universo, la que mueve la Tierra, hace crecer los árboles y esa fuerza es la misma que usted lleva dentro si es que tiene valor y voluntad suficientes para utilizarla.

El tiempo es un gran autor, siempre da con el final perfecto.

Esto es lo que somos todos: amaters. No vivimos lo suficiente para llegar a ser otra cosa.
">

jueves, 8 de diciembre de 2011

Lo que me diste cuando nada pedí

">
Sólo he querido de ti lo que me diste cuando nada pedí.


Hay canciones que dicen todo

martes, 6 de diciembre de 2011

Contraluz

Jack Vettriano

A estas horas de la tarde, eligo semipenumbra entre cuatro paredes, sentada frente a la ventana me entretengo en observar el polvo a contraluz. Una luz que deslumbra e invita a aferrarse a la vida . Y lo celebro. Aunque son instantes efímeros reconfortan y redimen, resquicios de recuerdos…y entre esas motitas de polvo que crean ambiente estás tú. Tu imagen imperecedera a la que rindo tributo, me aferro y me propongo que jamás se diluya ni desdibuje entre tiempo y vacío.

lunes, 5 de diciembre de 2011

Gilgi, una de nosotras.-Irmgard Keun


Publicada en 1931, esta primera novela de Irmgard Keun es el penetrante retrato de una mujer que intenta abrirse camino en una época marcada por el ritmo acelerado de la metrópolis y las turbulencias económicas y políticas. Un retrato de una sociedad y del despertar a la edad adulta y a la responsabilidad de una joven.

La protagonista, Gilgi es una chica joven, equilibrada y muy disciplinada. Su tiempo lo dedica a trabajar como mecanógrafa, estudia idiomas y sale con sus amigos.

Le gusta ser independiente, por eso ahorra cada mes algo dinero pesando en el futuro. Pero un día sus padres le cuentan algo sobre su procedencia, además conoce a alguien y se enamora, desde ese momento todo cambia en su vida. Mantiene una lucha contra si misma. La cabeza le dice una cosa, el corazón otra...
De la autora no sabía nada antes de leer el libro, que por cierto su portada me llamó la atención enseguida al verlo en la estanteria de la librería y ha sido un acierto porque he disfrutado muchísimo con la lectura

Se mete perfectmente en el universo de la mujer.Utiliza diálogos y frases cortas, pero es que no necesita más porque describe a la perfección cualquier detalle. Es una novela realista, que habla del amor y sus consecuencias, al dejarnos llevar por los sentimientos sin atender a razones, aunque tengamos la certeza de que esa relación nos desmorona y desintegra hasta extremos insospechados.

Y me ha resultado curiosa la gran similitud que existe entre los acontecimientos que se desarrollan en el libro y los que estamos viviendo hoy, porque aunque esté ambientado en la Alemania de los años treinta, en aquellos momentos también se vivía inmersos en una gran crisis. Los despidos y el crecimiento de desempleo era algo que estaba a la orden del día.
Un libro muy recomendable

Como siempre he subrayado varios párrafos, pero pongo este que me ha gustado mucho, son los pensamientos de Gilgi por la mañana temprano de camino al trabajo, cuando sube al tranvía y observa a la gente que hay a su alrrededor, que como ella también se dirigen al trabajo.

Gente del vagón, ¿no estáis contentos?

Estamos tan cansados…

¿Pero no ganáis dinero?

Muy poco.

Podríais sacarle más partido.

Es muy difícil.

Por eso es bonito.

No, no es bonito.

Corren malos tiempos. A nadie le gusta ser quien es. A nadie le gusta hacer lo que hace,

Y este otro en el que ella todavía no es consciente de su adicción u obsesión que siente por Martin, y se desespera porque sabe que su personalidad merma cada día que pasa un poquito más, pero ni puede ni quiere luchar contra eso, ama a Martin, y ha creado un mundo en el que solo tienen cabida ellos dos. Por suerte siempre se está a tiempo de reaccionar y dar marcha atrás aunque sea para toamr el impulso necesario y empezar de nuevo. Porque existen relaciones que matan. En solitario se sufre, pero juntos fallecen.

Gilgi acerca la cabeza de Martin a la suya y lo besa. Todo está negro, todo da vueltas... Algo tiene que haber que dure, que sea estable. Gilgi le rodea el cuello, erguido y musculoso, con los brazos...

sábado, 3 de diciembre de 2011

Lo suave, lo leve...


Steve Hanks

Bach, brisa, caricia, beso, melodía
labios, ternura, tú, pétalo
roce, piel, nuca, humo, nube
Latido, rumor, labio, pluma
agua, cuerpo, soplo, sábana
pluma, tesón, volar, mano
voz, palabra, complicidad
despertar, mañana, ducha, toalla

domingo, 27 de noviembre de 2011

Algo de ti


Cuando me miras me emociono

y los ojos me delatan

la esperanza mi distrae,

los sueños me provocan

dejo que la envidia me encuentre entre tus brazos

sábado, 26 de noviembre de 2011

Violencia


Todo mi apoyo y solidaridad a todas las mujeres del mundo que padecen o han padecido cualquier tipo de violencia por parte de un hombre, sea cual sea el vínculo afectivo que exista entre ambos.

Creo que es importante tener en cuenta esta lacra que nos invade ya que las cifras hablan por si solas.

Me pregunto como se puede frenar todo esto. Qué hacer, cual es el remedio para llegar a conseguir la igualdad en la justa medida entre hombres y mujeres.

También me pregunto porqué hay hombres tan acomplejados que ejecutan y proyectan sus frustraciones en la mujer.

Cómo ayudar a eliminar el miedo que invade a estas mujeres hasta que se den cuenta que son personas libres.

Es aterrador saber que este tipo de violencia sucede cada vez mas entre personas más jóvenes, que no importa cual es el estatus social ni el nivel cultural, porque la sombra del machismo está en todas partes.

Porque no solamente las bofetadas duelen. La humillación es igual de dolorosa. Las heridas del alma, esas que no se ven quizá tarda mas tiempo en cicratizar.

Ya basta. Ya basta el miedo que paraliza y el pensar que a veces se merece el castigo, que quizá te has portado mal y al cabo eres afortunada porque le tienes a él. Y maldigo a todos aquellos que se acogen a su fuerza para agredir a quienes son frágiles y débiles.

Ojalá llegue el día en que no se tenga que celebrar el día de la violencia machista



Las fotografías son de la pelicula Te doy mis ojos, de Iciar Bollaín

viernes, 25 de noviembre de 2011

Si me rozas


Bogna Kuczerawy

Cuando te presiento un nudo se forma en mi garganta, me incorporo y trago saliva,

Cierro los ojos e intento dormirme.Ha refrescado y siento que desde la oscuridad el silencio me arropa, tu recuerdo me abraza

Sueño que tus manos cubren mi desnudez mientras brotan mil palabras que juegan levitando y rebotando entre las paredes de la habitación

Todo es sencillo cuando imagino que rozas mi piel y llegas al alma

Y soliviantada fijo la mirada en el punto que te imagino a pesar de la ausencia,

Con la cabeza escondida ente las rodillas me acurruco en mí misma y recuerdo el influjo que produce en mi ánimo los versos que escribe Antonio Gamoneda:

...Busco tu piel inconfesable, tu piel ungida por la tristeza de las
serpientes; distingo tus asuntos invisibles, el rastro frío del
corazón
Hubiera visto tu cinta ensangrentada, tu llanto entre cristales
y no tu llaga amarilla,
pero mi sueño vive debajo de tus párpados...

(Pavana Impura)

miércoles, 9 de noviembre de 2011

Contrastando


Alberto Pancorbo

Acontece a la vista de los demás, pero soy yo la elegida. La única espectadora privilegiada en esta batalla de contrastes.

Camino despacio apartando a un lado la nebulosa del amanecer. Sé que a medida que el día avance triunfará la luz, dejando rezagada en el olvido aquella tormenta que erróneamente unas horas antes pronostiqué


lunes, 7 de noviembre de 2011

Algo que sucedió


Willy Ronis

Salí algo tarde del trabajo, estuvo lloviendo con la misma intensidad durante todo al día, de regreso a casa la oscuridad era ya absoluta. En estas fechas anochece muy temprano y apenas se ve gente por la calle.

Antes de salir y cerrar la puerta me abotoné la gabardina y cogí el paraguas. El tacón alto de las botas de piel negra,resonaban de una forma algo exagerada entre la oscuridad y el agua acumulada en el suelo, de pronto algo llamó mi atención. Me detuve por un momento y escuché unos pasos que se acercaban y que sonaban distintos a los míos. Eran algo mas sonoros y se escuchaban con mas fuerza.

Me asusté un poco. Se oyen tantas cosas…así que me mantuve quieta ante un escaparate que reflejaba mi figura y la del paseante anónimo que se acercaba cada vez más al punto donde me encontraba. Esperé a que me adelantara y cuando estaba algo alejado de mí reanudé mi camino.

Cuando llegué al final de la calle giré a la derecha y con gran sorpresa para mi allí estaba él, delante de mí caminando muy despacio.

Quise adelantarle, aligeré el paso, pero al cruzarme con él noté la tibieza de una mano que agarraba mi brazo, levanté la mirada, con los ojos y la boca abierta.

No sé cuanto tiempo permanecimos parados y silenciosos. Los dos con la misma mueca sonriente en el rostro. Uno frente al otro.

Pero recuerdo que me dijo “Creo que los dos vamos por el mismo camino”. No me incomodó. Sorprendentemente me equivoqué al pensar que durante todos aquellos meses en que diariamente coincidíamos a la hora y en el lugar del primer café del día yo era alguien invisible para él.

Ahora los pasos tenían el mismo sonido. Igual ritmo. Llevábamos el mismo camino, pero hasta ese día yo no lo sabía.

domingo, 6 de noviembre de 2011

Llueve


Willy Ronis

Me encuentro sentada ante mi mesa. A estas horas de la noche el silencio se escucha con toda su plenitud. Mis dedos al chocar con las letras del teclado. A mi lado la música Paolo Conte. Sobre mi cabeza la lluvia transparente y limpia que cae de un cielo gris y plomizo.

Los dedos quedan suspendidos en el aire pues a través de la voz y letra de Paolo Conte siento que has regresado, que tu presencia y tu olor de nuevo envuelve la habitación, y ahora, solo se me ocurre pensar en estas palabras que una vez escuché en un capitulo de Anatomía de Grey:

...A veces estamos en el mismo sitio y justo a la misma hora. Y casi puedo oír su voz, casi puedo tocarla. Quiero creer que sabe que estoy. Eso te queda. Sólo momentos con tus seres queridos. Pero pasan página y tu quieres que la pasen, aun así es todo lo que tienes. Momentos...

En esta noche de penumbra y lluvia me acuerdo de ti y sé que por mucho tiempo que pase mi memoria se mantendrá firme recordando esos besos y palabras susurrantes. Voces abandonándose ante el misterio de dos cuerpos que perciben mil sensaciones con tan solo un leve suspiro apenas perceptible pero que ejerce poder abrasador

Al fin y al cabo al amor le gusta la penumbra, los susurros, las coincidencias y las caricias. Al fin y al cabo el amor disfruta ante el misterio y la lujuria. Al fin y al cabo el amor es un coctel perfecto si dispone de todos los ingredientes en la medida justa como son los momentos y los deseos.

martes, 1 de noviembre de 2011

Siempre queda


Michael W Mao

El poeta dice :
nosotros, los de entonces ya no somos los mismos
Y es cierto, porque a lo largo de la vida nos vamos metamorfoseando, y un día nos damos cuenta de que dormimos espalda con espalda, barruntando el inminente desmoronamiento de aquello que creímos eterno.
Pero aunque no seamos los de entonces tampoco podemos borrar lo vivido, porque en el camino recorrido dejamos huellas imborrables. También sombras.
Y descubrimos que tenemos tanto miedo a la derrota que no nos atrevemos a abrir la puerta, damos media vuelta deseando volver, deseando reparar. Incluso iniciamos el regreso, pero a medio camino olemos a cansancio y a gastado,
Lo inteligente es continuar persiguiendo la propia felicidad. Sin olvidar. Mantener las pupilas empapadas de memoria, pero con ansias de descubrir nuevamente el misterio de reír por todo y por nada

domingo, 30 de octubre de 2011

Nanas de la cebolla

">
Hoy cumpliría 101 años un hombre bueno




Mis ojos, sin tus ojos, no son ojos...

Mis ojos, sin tus ojos, no son ojos,
que son dos hormigueros solitarios,
y son mis manos sin las tuyas varios
intratables espinos a manojos..

No me encuentro los labios sin tus rojos,
que me llenan de dulces campanarios,
sin ti mis pensamientos son calvarios
criando nardos y agostando hinojos.

No sé qué es de mi oreja sin tu acento,
ni hacia qué polo yerro sin tu estrella,
y mi voz sin tu trato se afemina.

Los olores persigo de tu viento
y la olvidada imagen de tu huella,
que en ti principia, amor, y en mí termina.

viernes, 28 de octubre de 2011

Safo de Lesbos


Michael W. Mao

yo te buscaba y llegaste
y has refrescado mi alma que ardía de ausencia

jueves, 27 de octubre de 2011

Verte


Andrew Wyeth

Cuando me faltas el camino que te traerá hasta casa me parece mucho más largo

Me entretengo mirando por la ventana, entornando los ojos y componiendo esbozos con mis recuerdos

Y por un momento me veo a tu lado

Intento recordar el nombre con que me llamabas, pero compruebo que se desvaneció por el camino

Doy media vuelta y entro en casa, los cristales de la ventana están nublados

La ausencia produce frío.

Cosas, lugares y personas me recuerdan a ti


martes, 25 de octubre de 2011

Miseria


Rachel Ferguson
En la vida llega ese momento en que uno sabe que rendirse es la mayor victoria.
Que no se puede luchar contra aquel que dispara palabras como si de balas se tratara.
Y es que hay personas que están habitadas de tanta oscuridad, aún disponiendo de liquidez económica permanecerán sumergidas en la miseria de su alma eternamente

domingo, 23 de octubre de 2011

Algunas tardes contigo



Ian Faulkner

Hay tardes que se prestan a dejarse llevar por sensaciones
Horas que están hechas para dar y recibir sabores a cada segundo
De búsqueda de piernas entrelazadas entre si.
Manos que se deslizan por la espalda y narices oliendo con voracidad.
Y abrazos
Y cuellos
Y dedos que se enredan en el pelo
Y labios que se saludan
Acaricias en la espalda con la palma de la mano
Dejarse llevar por los suspiros flojos
Vaciar la mirada para volverla a llenar de certezas
Momentos que son propicios para practicar la lentitud contigo
Con pausas y descuidos en la mente y palabras que resuenan
Hay días que nacen para ser


viernes, 21 de octubre de 2011

Guajiro natural...

Me presento con un temita que me gusta mucho, y el video me hizo gracia al descubrirlo.

jueves, 20 de octubre de 2011

Chump Change.-Dan Fante


Sinopsis

Tras una borrachera salvaje que acaba en orgía homosexual y tentativa de suicidio, Bruno Dante es internado por tercera vez en la unidad de alcohólicos y enfermos mentales del Hospital San Giuseppe di Cupertino en el Bronx. Mientras se recupera le llegan malas noticias de la Costa Oeste: su padre, el escritor y guionista Jonathan Dante, con el que nunca se ha llevado bien, está gravemente enfermo y los médicos le dan pocos días de vida. Llamado a rendir un último homenaje al padre, Bruno Dante abandona antes de lo previsto el hospital y emprende un viaje de costa a costa en compañía de su odiada mujer. Un padre genial, rudo y con un carácter horrible: Jonathan Dante. Un hijo lleno de talento que se pierde en el alcohol, el sexo y la depravación: Bruno Dante.

Acabo de leer este libro y ha sido como una sacudida. Es magnífico, hasta ahora ni sabía que existía este autor, había leído un par de libros de su padre John Fante.

Cómo definir un libro que hace sentir tantas cosas. Yo no sé hacerlo. Tan solo me he dejado llevar en ese viaje al horror, la impotencia y el desgarro. Es un libro duro y a la vez tierno. Hay párrafos tan magníficos que los he releído varias veces.

Bruno, el protagonista vive en Nueva York y es escritor, pero apenas ha publicado, ha tenido varios empleos, pero no mantiene ninguno de ellos. Su vida es una ruina, alcohólico, se ha sometido a varias curas de desintoxicación pero el resultado siempre ha sido nulo

Recibe una llamada en el que le avisan de que su padre gravemente enfermo está a punto de morir. Parte hacia Malibú y ahí empieza la historia de Bruno, la relación con su padre y bueno...es un libro de sacudidas.

Es increíble la ternura que Bruno me ha inspirado. Cuanta tristeza, que vida tan tortuosa. Qué mala es la soledad y la incomunicación.

Tras fallecer su padre Bruno sale del hospital junto a Rocco, el perro de aquel, desde ese momento se hacen inseparables.

En ese ir i venir Bruno se acuerda de una librería donde iba cuando vivía en Malibú, entra a la librería y pregunta por un libro de su padre Pregúntale al polvo, el dependiente lo busca y se lo entrega. Esa parte del libro me ha encantado:

La honestidad era tan dolorosa como el recuerdo que guardaba de ella. El corazón descarnado de Dante habitaba en cada palabra. Aquella novela había ido la obra maestra de mi padre, escrita antes de que los sustanciosos cheques de Hollywood lo convirtiesen en un golfista de calidad y un vejestorio amargado.

Y luego hay otra parte, la última que es desgarradora y se me han saltado las lágrimas:

Me quedé en el coche durante un buen rato con mi perro en brazos. Sollozando. Cuando acabé, mis temblores se habían esfumado.



domingo, 16 de octubre de 2011

Hordubal.-Karel Capek


Sinopsis
Hordubal narra la historia (inspirada en un hecho real) de un campesino que retorna a su granja después de pasar ocho años como minero en América. Con su relativismo filosófico, nos presenta una trama detectivesca en la que los hechos y la verdad no van de la mano. Sí, hay un homicidio, pero ¿qué ha pasado realmente? Al final, después del entramado lógico y deductivo, después de jugar a recomponer las piezas del puzzle, queda la imposibilidad de comprender un sacrifico inspirado por el amor. Que el misterio no son los hechos sino las personas. Con Hordubal, El Olivo Azul emprende la publicación de la llamada Trilogía Noética (compuesta por Hordubal, El Meteorito y Una vida corriente), que es para muchos la culminación de la carrera del escritor checo, y en la que se reflexiona no solamente acerca de nuestra capacidad para conocer a los demás, sino también sobre el conocimiento en sí.

Tras pasar ocho años alejado de su casa y su país trabajando de minero en América Hordubal regresa a su aldea, está feliz porque durante el tiempo que ha estado fuera ha ido enviando dinero a su esposa.

Está feliz de regresar, se siente afortunado y con muchos planes futuros. Impaciente por llegar a casa y abrazar a Polana, su esposa y a Haifa, su hijita, pero el recibimiento no se efectúa como él esperaba.

Polana durante los años de ausencia de Hordubal ha contratado a un peón para que le ayude en el trabajo de la granja. Y su hija no le reconoce.

El se resiste a aceptar la realidad y sigue con la esperanza de que todo vuelva a ser como antes de su marcha.

El día a día le lleva a una realidad decepcionante, pero el prefiere no profundizar

Y cada ve se encierra más en él mismo.

Y así sigue el libro, la mayor parte Hordubal mantiene conversaciones en silencio con los demás y con él mismo, diálogos imaginarios y a través de ellos muestra como se desmorona su entorno, la sensación de pérdida es cada vez más grande, la pena y los sentimientos afloran y el distanciamiento es tan grande que se siente un extraño en su propia casa, entre su propia gente.

Dejo esta párrafo que a mi me estremeció al leerlo

-Misa- dice enronquecido-, ¿Qué opinas? ¿Puede quitarse uno mismo la vida?

-¿Qué?

-¿Puede quitarse uno mismo la vida?

-¿Para qué?

-Para huir de los pensamientos. Hay pensamientos, Misa. Que… no son propios de uno. Piensas…, pongamos por ejemplo…, que ella mentido, que no estaba en casa de la vecina…-A Jurag se le tuerce la boca-.Misa-exhala un estertor-, ¿cómo puedo librarme de eso?

Misa parpadea ensimismado.

-Ah, asunto difícil. Piensa hasta el final.

-Y qué ocurre si al final está…sólo el final? ¿Puede entonces uno fabricarse su propio final?

-No hace falta-dice Misa lentamente-. ¿Para qué?

De todos modos vas a morir

-¿Y pronto?

-Si insistes en saberlo…, pronto.

Misa se incorpora y sale de la majada.

-Y ahora duerme.- Se da la vuelta en la puerta y desaparece…como entre las nubes


sábado, 15 de octubre de 2011

domingo, 9 de octubre de 2011

Desayuno con diamantes




Las personas se pertenecen las unas a las otras, porque es la única forma de conseguir la felicidad, no importan donde vayan, siempre acabaras tropezando contigo mismo

">

Desayuno con diamantes
Acabo de ver esta película una vez más, ahora es muy tarde, pero mañana espero poner mis impresiones, de momento dejo la maravillosa melodía

martes, 4 de octubre de 2011

Gracias por pensarme


Jeanne Moreau
En un principio creí que estabas destinado a ser persona de paso, pero pasando, pasando, como aquel que no quiere la cosa, te quedaste
Qué menos que dedicarte mi mejor sonrisa en estos primeros días de octubre.

domingo, 2 de octubre de 2011

Signos y señales


Bogna Kuczerawy

En medio de la noche llego al convencimiento de que llegaste a mi vida en el momento preciso.

Que hubo signos y señales desde el principio. Señales y signos que ignoramos hasta que tuvimos la certeza de que era el momento de dar el salto.
Y aun sin decir ni hablar, nos aferramos a nuestro presente porque ambos sabemos que hubo un pasado en el que no existíamos. Un pasado que nos alejaba, que hubo otras miradas, otros besos otras manos ya olvidadas.

Y ahora en medio de esta noche, casi madrugada, me levanto de la cama y miro por la ventana. Las farolas de la calle permanecen encendidas. Con los ojos muy abiertos miro a lo lejos y la veo distinta, más firme, quizá mas segura.

Observo el camino, lo hago con lentitud…y sin venir a cuento me digo que existen casualidades curan el alma.

jueves, 29 de septiembre de 2011

Stoner.-John Williams


Cuando digo que un libro me gusta es porque al leerlo, he sentido algo especial, la historia me atrapa y tras finalizar la lectura noto que ha dejado huella en mi.

Cuando leo soy feliz, pero para alcanzar esa especie de felicidad necesito que lo que el narrador cuenta no me sea indiferente

Es lo que me ha sucedido con este libro. La historia en si no es nada extraordinaria, es la forma en que está narrada que es impecable, rozando la perfección.

William Stoner me exaspera, leía y a medida que le iba conociendo me iba enfadando cada vez más al comprobar tanta pasividad.

Es un tipo inteligente, con muchas posibilidades de disfrutar de éxitos en su vida pero no. Stoner es una persona pasiva, que no reacciona ante nada.

Es un hombre que no sabe decir no, su matrimonio es un desastre, su esposa una mujer amargada que le hace la vida imposible.

Encuentra el amor pero no es capaz de retenerlo, así que una vez más acata lo que le ordenan sin apenas oponerse, me gusta mucho estos dos párrafos que pertenecen al inicio y fin de su romance con Katherine:

En su año cuarenta y tres de vida William Stoner aprendió lo que otros, mucho más jóvenes, habían aprendido antes que él: que la persona que uno ama al principio no es la persona que uno ama al final, y que el amor no es un in sino un proceso a través del cual una persona intenta conocer a otra.

No dijo más. Se abrazaron para que ninguno viera la cara del otro e hicieron el amor para no tener que hablar. Se acoplaron con esa típica ternura sensual de conocerse bien y con la nueva pasión intensa de la pérdida. Después, en la oscura noche de su habitación, yacieron quietos sin hablarlse, rozándose ligeramente

Ama a su hija, pero no es capaz de imponerse a la tiranía que ejerce sobre ella Edith, la esposa y madre de Grace, efectivamente todo es un desastre. La vida de los tres es un desastre, que cada uno intenta esconderse de ellos mismo de alguna forma. Edith con sus enfermedades imaginarias, Stoner cada vez mas recluido en el trabajo y Grace la hija acaba refugiándose en la bebida

Solo al final de su vida se da cuenta de algo:

Desapasionadamente, razonablemente, examinaba el fracaso de su vida. Había buscado amistad, la amistad más cercana que pudiera acercarle a la raza humana…

Había buscado la singularidad y tranquila pasión conjuntiva del matrimonio…

Había buscado amor y había tenido amor, y había renunciado a él…

Y había querido ser profesor, y lo fue, aunque sabía, siempre lo supo, que durante la mayor parte de su vida había sido uno cualquiera…

Había soñado con un tipo de integridad, un tipo de de pureza que fuera cabal, había hallado compromiso y la desviación violenta de la trivialidad.

Se le había concedido la sabiduría y al cabo de largos años había encontrado ignorancia. ¿Y qué más?, pensó. ¿Qué más

¿Qué esperabas?, se preguntó...

En definitiva, es un libro muy recomendable, aunque he encontrado una par de faltas de ortografía y eso para mi es inexplicable que suceda