domingo, 3 de octubre de 2010

De ti y de mí



Se unieron nuestros sueños

y

Dejamos de hablar de ti

y

Dejamos de hablar de mí

porque

Nos convertimos en nosotros