domingo, 26 de septiembre de 2010

Un domingo de otoño


A veces me sorprendo a misma con las cosas que me hacen feliz.
Hacía tiempo que no me sentía tan bien, quien lea el título de esta entrada y las primeras líneas imaginará un día de domingo extraordinario, haciendo cosas fuera de lo común, y en cierto modo así es, pero no se trata de cosas excitantes ni nada parecido.
Me he pasado la mañana de domingo en casa limpiando y ordenando. He recogido las hojas secas que han caído del ficus benjamín, he barrido el patio, he repasado todas las macetas, he visto que en una de ellas que un día planté(bueno exactamente no planté nada, sencillamente clavé un esqueje de no se que especie de planta) está brotando, su color es de un verde esperanzador.
He puesto lavadoras y secadoras. He cambiado la ropa de los armarios, he guardado la de verano y he sacado la de invierno. A todo esto me ha llamado mi hermana para vernos, le he dicho que no podía, que tenía trabajo, me ha preguntado de qué trabajo se trataba, cuando le he dicho que estaba en plan maruja total me ha respondido:"tú estás tonta", pero no le he hecho caso y he seguido con lo mío.
Me he probado alguna ropa de la temporada pasada, todo me va enorme, desde el inicio del verano voy perdiendo peso, al principio estaba contenta, ahora estoy algo extrañada, espero que no se deba a nada raro.
He hecho un descanso para ir a comprar pan, también he comprado una botella de buen cava. A la vuelta he hecho una comida que me ha salido rica rica.
También he estado ordenando libros, bueno a decir verdad he intentado colocar los libros que he ido comprando los dos últimos meses. No caben. Lo he intentado de todas las formas, posibles pero no caben.
He visto en la estantería de arriba, donde guardo los de la editorial Edhasa, El buen soldado de Ford Madox Ford, hace siglos que lo leí por primera vez, me apetece una nueva lectura de este libro que tanto me gustó. Me encanta como escribe Madox, pero sus manos me dan repelus. En fin, que empiezo la lectura del buen soldado y a ver si me atrevo a poner reseña un día de estos.
Me gusta mucho los libros que publica Edhasa, tengo unos cuantos.
A todo esto he llegado a la conclusión de que me estoy haciendo mayor, o mejor dicho, me estoy haciendo algo mas mayor de lo que ya soy