sábado, 3 de julio de 2010


Cuando no te conocía me gustaba jugar a imaginarte

Ahora, que ya te conozco, prefiero dedicar mi tiempo a pensarte