viernes, 7 de mayo de 2010

Segundos


Si no recuerdo mal el día se compone de ochenta y seis mil cuatrocientos segundos.
Si lo repartimos en instantes el resultado es impresionante, al mismo tiempo me pregunto cuantos de esos instantes aprovecho, cuantos pierdo en pensar bobadas y cuantos hago perder por no saber escuchar, cuantos quedan en el aire porque no se responderme a mi misma.