viernes, 23 de abril de 2010

Un día como hoy de hace mucho


Me regaló el mejor ramo de rosas que he recibido en mi vida
Le pregunté:
¿Por qué vienes a diario a verme?
Respondió:
Porque me gustas
Fue el inicio y confirmación de nuestra gran historia


En aquella época tampoco sabía nada de él, de Paul Auster


Pero ese día fui a la librería, vi una pila enorme y me acerqué, entonces vi el libro, no se quien sedujo a quien, pero desde ese momento hasta el día de hoy me hice adicta a Paul Auster y sus novelas con sus personajes dentro de otros personajes, como si se tratara de muñecas rusas