miércoles, 28 de abril de 2010

La extraña desaparición de Esme Lennox


Contraportada del libro
La joven escritora Maggie O’Farrell es una de las voces más sobresalientes y reconocidas de la narrativa escocesa en la actualidad. Su brillante imaginación, su talento para construir personajes memorables y transmitir emociones con claridad e intensidad dramática logran mantener sin aliento al lector hasta la última página. En La extraña desaparición de Esme Lennox —su más reciente novela— la autora narra una historia hermosa e inquietante, que evoca con lucidez el peso de las convicciones sociales y la tortuosa complejidad de los lazos familiares.
Ante el inminente cierre del viejo hospital psiquiátrico de Cauldstone, en Edimburgo, las autoridades comunican a Iris que debe hacerse cargo de su tía abuela Esme Lennox, quien será puesta en libertad tras sesenta y un años de internamiento. El desconcierto inicial de la joven, que desconocía la existencia de la anciana, se verá pronto superado por una genuina curiosidad. ¿Qué circunstancia llevó a la reclusión de Esme cuando sólo tenía dieciséis años? ¿Por qué se ocultó su historia ante el resto de la familia durante décadas? Entre los recuerdos de Esme y los escasos momentos de lucidez de su abuela Kitty, Iris reconstruye la vida de las dos hermanas: la infancia en la India y la primera juventud en Escocia, la relación de afecto y rivalidad entre ambas, el rechazo de la joven Esme a las rígidas reglas de la alta burguesía escocesa y, repentinamente, la terrible exclusión.


Esme y su hermana Kitty pertenecen a una familia acomodada, inglesa que residen en la India colonial, al cabo de unos años por una serie de circunstancias en la vida de la familia vuelven a Edimburgo.
Kitty es una chica,"como dios manda", es dócil, educada y sumisa
Esme es una hija todo lo contrario a su hermana y por consiguiente un auténtico estorbo para sus padres.
Kitty espera impaciente llegar a la edad de casarse, sueña con encontrar al amor de su vida y formar una familia, no le interesa demasiado la cultura, dedica sus horas a coser, ir preparado su futuro “ajuar” para cuando llegue la hora.
Esme, desea continuar estudiando, incluso ir a la universidad, a lo que por supuesto su padre se opone. A ella le encanta tocar el piano y lo cierto es que lo hace maravillosamente bien, le gusta ir al colegio, pero no soporta las bobadas de las compañeras.
Las dos hermanas aunque muy diferentes se adoran., pero un día en el que ambas asisten a un baile( Esme fue a regañadientes y obligada por su madre) todo cambia, y en ese momento del libro es cuando realmente empieza la historia.
Esme es recluida en un manicomio, pero ahora tras haber transcurrido sesenta y un año de reclusión y ante el inminente cierre de dicho manicomio sale de él.
Lis, es su pariente más próximo y es ella quien recibe la llamada de los médicos para que se haga cargo de Esme. Lis no sabía de su existencia su abuela Kitty no ha mencionado nunca que tuviera una hermana.
Es una historia muy dura, donde se puede comprobar la doble moral de una época asfixiante, una época que no era apta para las mujeres con inquietudes y ganas de superación. Como con una sencilla firma de un médico se da carpetazo a una vida.
El libro gana por momentos, la tensión se vive en cada una de sus páginas.
Celos, silencios, envidias, secretos...pero como siempre, todo se sabe y todo tiene su momento aunque ese momento llegue al cabo de muchos años. Todo se paga. Los secretos no tienen nada bueno. Un final para mí inesperado.

Un libro genial que he leído gracias a la recomendación de Manel que es un gran lector.

Gracias Manel

La extraña desaparición de Esme Lennox, de Maggie O'farrell