jueves, 1 de abril de 2010

Adelante


Los caminos, al igual que la vida están hechos para ir siempre hacia delante, y aunque en algún momento queramos retroceder y dar marcha atrás, al regresar no nos encontramos con lo mismo que un día dejamos.