sábado, 27 de febrero de 2010

Los siete samurais


El peligro siempre ataca cuando todo parece tranquilo
Yo también fui un joven intrépito en otro tiempo...te entrenas, consigues distinguirte en el combate y sueñas llegar a ser un señor de la guerra. Pero antes de que tus sueños se hagan realidad, el pelo se te vuelve gris o te quedas sin él. Y entonces, tus padres han muerto y todos tus amigos te han olvidado.


Cuando van a cortarte el cuello de qué sirve preocuparte por la barba