martes, 2 de febrero de 2010

Interrogantes


Hoy me siento preguntona. A medida que transcurre el día, entre papeles de trabajo, llamadas de teléfono y atender a personas cada una con un problema distinto, voy formulándome a mi misma un sin fin de preguntas. Y lo peor es que por más que las repito no obtengo respuesta alguna, o me engaño, y sí la tengo pero no me gusta y por lo tanto no la acepto.
Qué es la verdad?
Qué es la amistad?
Qué es la belleza?
Qué es el amor?
Qué es la lealtad?
Qué es la coherencia?
Qué es la infidelidad?
Qué es la felicidad?
Y a todo esto… ¿Tiene importancia todo esto? ¿Existe? ¿Se encuentra? No. Definitivamente no.La verdad, es totalmente subjetiva. Mi verdad no es tu verdad, incluso es posible que lo que hoy para mi es verdad mañana no lo sea.La belleza... el mismo paisaje, depende qué ojos lo miran es bello o por el contrario de una fealdad asombrosa.Y así podría seguir con todo lo arriba escrito.Creo que presumimos de tolerantes, pero no lo somos, y definimos a la ligera lo que es un amigo.Y aseguramos que se es amigo sin esperar nada a cambio. Yo no lo creo. Todos necesitamos que nos agradezcan lo que hacemos. Todos esperamos algo a cambio. Todos necesitamos sentirnos recompensados.Y todos en ocasiones nos creemos el ombligo del mundo.Pero no lo somos, somos uno más. Alguien que en un momento hemos sido considerados imprescindibles, pero de la noche a la mañana somos sustituidos.
Somos parte del engranaje del mundo.
Mi planteamiento es que preferimos una mentira bonita a una verdad dura.
Los que leais esta entrada seguramente os preguntareis qué tiene que ver lo que he escrito con la fotografía, pues tiene mucho que ver. Todo tiene que ver. Son maletas que las pienso utilizar para guardar todo lo que quisiera decir pero no diré, todo lo que creo que es preferible callar por no saber explicarme con soltura. Todo lo que callaré porque no pienso discutir ni llevar la contraria nunca más con quien sé, es mejor callar. Callar por no oir siempre la misma respuesta. Callar para no escuchar de nuevo lo que no es verdad y casi creérmelo durante mucho tiempo. Callar para que no me digas lo que soy y lo que tú eres. Soy lo que soy. Soy como soy. Soy una persona con limitaciones, como tú y como todos, soy parte del elenco de esta película que es la vida. A cada uno en el momento de nacer nos otrogan un papel, unos son más importantes que otros, pero en definitiva todos útiles.

Pd. estas son las consecuencias de ojear un libro de Soren Kierkegaard, y eso se que se por experiencia lo negativo que es para mi este hombre