jueves, 28 de enero de 2010

Vivir




A veces, en 
 días como hoy ; soleado y luminoso me gusta jugar a ser un poco salvaje y reírme del mundo.
Sin pensar en qué sucederá mañana.
En días como este me quito el reloj, qué poco me importa la hora.
No entran en mis planes respetar horarios.
Y me muevo feliz. Y pienso en la vida. Y creo. Y soy. Y siento.
No, no dudo, estoy segura de que me gusta la vida. Me gusta vivir mi vida.
Y reconozco que a veces ni yo misma me entiendo. No entiendo la vida por lo caprichosa que es.
Por la forma, un tanto cruel que disfruta jugando conmigo. Y a pesar de no ser capaz de comprender qué pasa y por qué decide cebarse en mí me gusta.
A pesar del dolor que a veces me produce, la acepto y asumo el riesgo, porque cuando pasa el dolor hace que reviva en mi todo lo bueno.
Y en mi interior afloran los mejores sentimientos .
Sentimientos nuevos que ni yo misma conocía. Y eso me hace grande.
Me convierte en mejor persona.