viernes, 1 de enero de 2010

Lo nuestro





Terminará.

Y cada uno de nosotros encontrará un nuevo camino.

Nuevos brazos que nos cubran cuando estemos necesitados.

Nuevos labios que sacien nuestra sed.

Nueva música que aprender a escuchar.

Pero hay cosas que por mucho tiempo que transcurra, por miles de kilometros que nos separen no volveremos a encontrar en otra persona.

Tonos de voz, palabras encontradas, letras descifradas.

Susurros compartidos.