sábado, 26 de diciembre de 2009

El hombre y las desgracias

"Sábete, Sancho, que no es un hombre más que otro si no hace más que otro. Todas estas borrascas que nos suceden son señales de que presto ha de serenar el tiempo y han de sucedernos bien las cosas; porque no es posible que el mal ni el bien sean durables, y de aquí se sigue que, habiendo durado mucho el mal, el bien está ya cerca. Así que no debes congojarte por las desgracias que a mi me suceden, pues a ti no te cabe parte dellas"

Don Quijote de la Mancha (Miguel de Cervantes)
Capítulo XVIII. Aventura de los rebaños.



FELICES FIESTAS Y MIS DESEOS DE SALUD Y PAZ PARA TODOS