jueves, 17 de diciembre de 2009

¿sucedió o no?



Creo que me ha sucedido, o ¿quizás lo he soñado?

Desde hace tiempo cada día hago el mismo recorrido. El también.

Yo llego. El lo hace unos minutos antes. Abro el bolso, busco la llave del portal y abro la puerta y al entrar nos cruzamos, él se dirige al parque cercano con su perro al lado.

Nos saludamos, nos miramos de reojo...pasan los días. Los saludos y miradas se reconocen y se hacen cómplices.

Me he acostumbrado verle a él y a su perro a diario. Su colonia me es familiar, así como su estilo de ropa y su forma de caminar.

Para ir a trabajar utilizo transporte público,alguna vez el autobús llega con algo de retraso y eso me pone de un humor pésimo pues sé que ese dia no le veré.El factor tiempo juega un papel importante en este juego de seducción.

Ayer fué uno de esos dias, le vi de lejos; estaba hablando por el móvil y de pronto me sentí celosa.

Cómo me gusta su traje, la corbata con el nudo un poco deschecho, el cabello descuidado, su rostro algo cansado...me acerco con disimulo y acaricio al perro(mientras lo hago pienso que también siento celos del perro) paso mi mano por su cabeza, pero no me detengo. De nuevo disimulando.Un saludo rápido. Una mirada rápida.

Llego a casa y dejo volar mi imaginación...quizas algún dia él me acaricie a mi, es posible que le apetezca invitarme a tomar un café. Puede que un dia roce sus labios por mi cuello...
¿Lo seduciré.No. Mejor dejarse seducir...
No. No creo que suceda ni una cosa ni otra, pero...qué digo estoy un poco loca o sigo soñando?

Pero yo le veo desde mi ventana mientras mantengo en una mano una taza y en la otra la cafetera, me sonrie y me saluda agitando sus brazos al aire...creo que voy a salir un rato a verle de cerca...
¿Cómo es posible?.¡Me está llamando!. Sí, escucho mi nombre.¿Cómo se ha enterado?...ahhh claro, ahora recuerdo...