jueves, 10 de septiembre de 2009

Septiembre


Me gusta Septiembre, hasta donde alcanza mi memoria es uno de los meses del año con el que más y mejor me identifico.
Este año su entrada está resultando maravillosa.
Días que se acortan, temperaturas suaves que invita a pasear en los atardeceres por la orilla del mar. El Mediterráneo es especialmente bello y su olor incofundible, pero durante este mes toda esa belleza y olor se acentúa mucho más, haciendose notar por todas partes.
Sentarse en una terraza a tomar el café de mañana, ese café que ayuda a estar despejada el resto del día .
Mientras lo tomo sorbo a sorbo, paladeando y oliendo, mi memoria me transporta a otros septiembres vividos.
Son recuerdos reales, ahí estoy, en el patio de la casa de mis abuelos. Una casa grande de paredes blancas y un patio con muchas flores. Huele a desayuno hecho por mi abuela. Un olor increiblemente embriagadro. ¡¡Qué rico concinaba mi abuela!!!
Soy una persona imaginativa y a veces siento rabia de serlo, pero en momentos como estos lo cierto es que disfruto mucho de esa habilidad mía y me siento muy afortunada
Qué tiene septiembre que cada año produce en mi una regresión a tiempos pasados?.
Cómo es posible que por momentos vuelvo a ser, vuelvo a estar, vuelvo a oler...?
Y la misma plenitud de aquellos días en aquellos años se instala en mi ser.