viernes, 4 de septiembre de 2009

Alimento

















Dicen que el amor es lo que alimenta al alma.
Quizá tienen razón, puede ser que hay momentos en los que el alma esté anémica y le haga falta nutrientes.
Eso no quiere decir que sea bueno para ella atiborrarla. Porque puede suceder que entonces enferme a consecuencia de un empacho.

Es bueno saber que no todo vale.
Que el alma no es apta para alimento rápido y abundante. El alma es una gran sibarita,elegante y lista, por eso a la hora de alimentarse prefiere la calidad a la cantidad