lunes, 24 de agosto de 2009






















Me gusta tu olor.
Ese olor que desprendes y me impregna cuando beso el lado derecho de tu cuello.
Ese olor que te hace distinto y único.
Cuando estoy muy cerquita de ti y te beso ese perfume suena a música de Chopin.
Y ni te imaginas cuanto me gustaría poseer un don especial para capturarlo y guardarlo en un diminuto frasquito, al que solo yo tuviera acceso para abrirlo.
Lo utilizaría en esos días en que mi alma empieza a temblar de frio, en esos días en los que sentir un abrazo tuyo es indispensable para curame de la hipotermia de la que soy presa.